27.3 C
Caracas
jueves, 18 agosto, 2022

FOTOS | Alimenta la Solidaridad inaugura sexto comedor en Barquisimeto

-

Alimenta la Solidaridad repartirá 90 almuerzos diarios en el liceo de Fe y Alegría de El Tostao. | Foto: Liz Gascón[/caption] Barquisimeto.- «Este proyecto empezó llamándose Alimenta la Esperanza en 2016. Hace seis meses, decidimos fusionarnos con un grupo de amigos que están en otras partes de Venezuela —Caracas, Aragua, Carabobo, Anzoátegui, Portuguesa y Lara— para darle fuerza al proyecto Alimenta la Solidaridad y transformarlo en una red nacional que aborde el tema de la desnutrición con muchísima organización comunitaria», cuenta el político Daniel Antequera, quien junto a una decena de voluntarios y un grupo de colaboradores en crecimiento reparte almuerzos a niños, adultos mayores, embarazadas y madres en período de lactancia en sectores de bajos recursos de Barquisimeto, con la intención de llegar a los nueve municipios de la región para finales de 2018.

Lee también: Alimenta La Solidaridad abre su 15º comedor en el municipio Libertador
El 16 de julio abrieron el sexto comedor, en la Unidad Educativa Cardenal Marcelo Spínola, de Fe y Alegría, con un emotivo acto folclórico organizado por alumnos y profesores. [caption id="attachment_377659" align="aligncenter" width="900"] Con danzas folclóricas celebraron la apertura del comedor solidario en El Tostao. | Foto: Liz Gascón[/caption] [caption id="attachment_377654" align="aligncenter" width="900"] Los niños disfrutaron de un ameno compartir este lunes. Foto: | Liz Gascón[/caption] Esta institución, ubicada en el barrio El Tostao, al oeste de Barquisimeto, tiene 641 estudiantes de bachillerato de primero a sexto año. Para hacerle frente a la deserción escolar entregan 90 comidas diarias a los más necesitados, gracias al aporte de la congregación Esclavas del Divino Corazón. Con Alimenta la solidaridad sumarán otros 90 platos de lunes a viernes y esperan superar los 150 almuerzos diarios para el año escolar 2018-2019. «El padre Oswaldo Araque, párroco del lugar, es un gran aliado. Hace un esfuerzo importante; a pesar de las adversidades, sigue mostrando el lado positivo de un sector tan grande y noble como El Tostao. Fe y Alegría es un oasis», comentó Antequera. [caption id="attachment_377658" align="aligncenter" width="900"] La UE Cardenal Marcelo Spínola tiene una matrícula de 641 alumnos de El Tostao y sectores vecinos. | Foto: Liz Gascón[/caption] Para la comunidad estudiantil es una bendición darle cabida a este proyecto que ofrece platos balanceados, capacita a las comunidades para que se involucren en la preparación de los alimentos y crea sus propios huertos en los sectores donde tiene alcance. «Fe y Alegría se ocupa de brindar educación de calidad en comunidades difíciles. Aquí es poca la deserción, porque buscamos la manera de que los muchachos reciban la comida. Se nos queda corta la ayuda que se da desde el colegio», explicó la profesora Dulce María Orozco, coordinadora del plantel, fundado por la congregación Esclavas del Divino Corazón en Barquisimeto en 1987 y cuya sede se levantó desde 1989. [caption id="attachment_377657" align="aligncenter" width="900"] La comunidad educativa es la principal aliada del comedor para elaborar los almuerzos. | Foto: Liz Gascón[/caption] La inauguración del comedor alegró a niños y adultos por igual. Este lunes comieron arroz, carne, plátano y algunos voluntarios fueron testigos de cómo un pequeño apartó la mitad de su comida y la guardó en su bolso para llevarla a casa y compartirla. Otros de los invitados se conmovieron al ver a otra niña tratar de acomodar uno de sus zapatos rotos mientras se preparaba para recibir su plato de comida. [caption id="attachment_377656" align="aligncenter" width="900"] Con los brazos abiertos le dieron la bienvenida al voluntariado en el plantel que le hace frente a la deserción escolar. | Foto: Liz Gascón[/caption] La comunidad educativa compartió un mensaje esperanzador, centrado en el rescate de los valores y la transformación del país. «Que una madre diga que quiere libertad y no comida, que un joven de 17 años diga que quiere una Venezuela próspera, libre y solidaria, demuestra una fuerza de cambio social», señaló el periodista e investigador Andrés Cañizales.

Crecer en ayudas

«Nuestra meta es abordar el tema de la desnutrición con 1.000 chamos. Confiamos que en un par de meses pudiésemos estar llegando a esta cifra. Ya estamos abriendo el sexto comedor en Barquisimeto, el 25 de julio vamos a abrir el séptimo en Carora, en agosto vamos a Siquisique y La Carucieña. Para el mes que viene queremos tener nueve comedores y a final de año dejar un comedor en cada municipio», anunció Antequera. [caption id="attachment_377655" align="aligncenter" width="900"] Alimenta la Solidaridad nace en el año 2016 y espera extenderse a todos los municipios de Lara para finales de 2018. | Foto: Liz Gascón[/caption] Esta iniciativa ya cuenta con comedores en los barrios Cerro Gordo, El Trompillo, El Caribe, La Paz, El Tostao y la sede de Los Pocitos la mudarán a la urbanización La Carucieña. Alimenta la Solidaridad se instala en iglesias, escuelas o ambulatorios con el propósito de ofrecer comida a diario o cuatro veces por semana. «Cada comedor tiene su dinámica», explicaron las voluntarias Marucha Reyes y María José Fornerino. Ambas son testigos de las necesidades que hay en las comunidades del norte y oeste de Barquisimeto. En El Trompillo le hacen seguimiento a un niño de dos años con desnutrición. «Cuando lo conocimos no sabía hablar o caminar, estaba delicado de salud y la misma comunidad lleva hasta su casa la comida todos los días», precisaron. También se han encontrado con niños de 10 o 12 años cuyos padres emigraron y quedan al cuidado de vecinos que van sin falta a sus jornadas para garantizarles un plato de comida al día. «Ganar vidas, permitir que chamos crezcan y se desarrollen sanamente gracias al aporte de manos solidarias», es el norte del movimiento, que cuenta con aportes de personas dentro y fuera de Venezuela, al igual que de empresas locales ganadas a las buenas causas.]]>

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a