17.7 C
Caracas
miércoles, 29 junio, 2022

AUDIO | En Los Nuevos Teques la GN atacó de madrugada

-

La calle tiene los rastros de las batallas | Foto: Irbel Useche

Los Teques.- A las 2:45 de la madrugada desataron la guerra. Eran tres tanquetas y dos convoys de funcionarios de la Guardia Nacional que llegaron a la calle Real de Los Nuevos Teques, donde se contaba este lunes siete días en resistencia permanente.

Los vecinos de la urbanización Los Nuevos Teques, en la capital del estado Miranda, no logran conciliar el sueño. En 51 días de protestas han sido atacados en innumerables oportunidades por los efectivos castrenses y, desde entonces, cada noche es una nueva “batalla”.
Primero sonó la sirena y sabíamos que ya venía la pesadilla”. Tras sonar las sirenas, los uniformados de la Guardia Nacional llegaron por tres puntos: a través de la carretera Panamericana por el elevado de La Matica, en la calle principal de Los Nuevos Teques y por un caminito que comunica con la comunidad de El Vigía.

Lea también: Destrozaron carros, portones y viviendas en operativo en San Antonio de los Altos

“De ahí se desató el terror”, disparaban a los edificios. A los cartuchos de perdigones se le sumaron tuercas y tornillos que quedaron en los lugares donde cayeron. “No pudimos pegar un ojo, los niños tuvimos que meterlos en los pasillos de los apartamentos o en los baños. Las bombas asfixiaban”, dijeron habitantes del sector. Desde que llegó la GN, cercana las 2 de la mañana, fueron al menos tres horas de represión. Los jóvenes de la resistencia lograron resguardarse en lugar seguro, pues “los disparos eran a matar”.
Los uniformados arremetieron primero contra las barricadas de la carretera Panamericana, a la altura de San Antonio de Los Altos. Un árbol que estaba atravesado en la salida de esta comunidad fue cortado con una motosierra que trajeron los uniformados.

Desde los cartuchos de perdigones lanzaban tuercas y tornillos que fueron recolectados por los vecinos | Foto: Irbel Useche

Vecinos reportaron que bombas lacrimógenas cayeron dentro de los apartamentos, así como reventaron algunos vidrios de las ventanas con las detonaciones. Atacaron puntos de la resistencia en esta zona. El piquete ingresó a uno de los edificios a la fuerza; mientras que actuaban los uniformados, desde los edificios tocaban cacerolas, les gritaban y lanzaban botellas.
Al amanecer, las calles se mantienen militarizadas en la subregión altomirandina. El transporte público no prestó servicio en ninguna de las rutas y los centros educativos están desolados en toda la ciudad.
“A medida que avanzaban las tanquetas de la GN, que derribaron las barricadas, la gente desde los edificios le lanzaba molotov, botellas y todo a su paso”, dijo Carmina Jarca, una vecina.
Asimismo, relataron que lograron incendiar una tanqueta y hacerla retroceder. Luego de esto la arremetida fue más fuerte. Un detenido fue identificado como Javier Ramírez, de 20 años de edad.
Se reportaron 14 heridos, uno de ellos recibió 18 perdigonazos en la zona de los glúteos.
La guerra está en pausa y pareciera que las fuerzas públicas han ganado la más reciente batalla. Los escuderos están en resguardo. La zona está tomada por la GN y el Conas, que se mantiene en el lugar.
A metros de estas batallas, la capital mirandina intenta continuar su ritmo, pero los negocios mantienen sus santamaría abajo, al menos 50% de ellos; muchos aún exhiben los rastros de los saqueos del pasado miércoles.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a