CLAVES | Por qué la cubana Abdala aún es candidata a vacuna

Abdala, una de las cinco fórmulas contra el SARS-CoV-2 que se investigan en Cuba, se probó con una muestra de 48.000 personas en un esquema de tres dosis y alcanzó una eficacia de más del 92%. Sin embargo, los resultados de estos ensayos aún no han sido validados por ninguna agencia reguladora ni publicados en una revista científica

897
| Foto: [email protected]

El candidato vacunal contra el COVID-19 Abdala, elaborado por Cuba, tiene una eficacia de más del 92%, según informó el lunes 21 de junio BioCubaFarma, el laboratorio que desarrolló la dosis que está cerca de convertirse en el primer inmunizante contra el coronavirus creado en América Latina.

Abdala, una de las cinco fórmulas contra el SARS-CoV-2 que se investigan en Cuba, es una vacuna de subunidad basada en el sitio de unión al receptor (RBD) de la proteína S del virus, y tiene un esquema de aplicación de tres dosis administradas con 14 días de diferencia.

LEE TAMBIÉN

Maduro promete inmunizar masivamente en julio con vacuna cubana Abdala

La candidata, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (Cigb), se probó con una muestra de 48.000 personas en un esquema de tres dosis y alcanzó la eficacia mencionada anteriormente. Tan pronto el ente regulador nacional los apruebe, Cuba iniciará el proceso para certificar ante la OMS a Abdala.

Eficacia de la vacuna

  • La OMS establece que para que un candidato vacunal sea considerado vacuna debe demostrar una eficacia igual o mayor al 50%.
  • «La eficacia de Abdala para casos sintomáticos es un índice impresionante que se posiciona a niveles similares a los obtenidos con vacunas que usan tecnologías novedosas como ARN mensajero o vectores adenovirales», afirmó a EFE el biólogo molecular cubano e investigador de la Universidad del Estado de Sao Paulo (Cecmed), Amílcar Pérez Riverol.
  • Una vez obtenida la luz verde del Cecmed, comenzaría el proceso para obtener la validación internacional de la vacuna cubana.
  • Luego de que se logre esa autorización, que supone la conversión de los candidatos vacunales ya oficialmente en vacunas, comenzará su administración masiva.
  • La primera fase de ensayos de Abdala comenzó el 7 de diciembre con 132 voluntarios, cifra que luego se amplió a 660 en la fase II. La fase III comenzó el 22 de marzo y terminó a finales de abril.
  • En la tercera y última fase de los ensayos clínicos participaron 48.000 voluntarios en las provincias orientales de Santiago, Guantánamo y Granma.
  • Los resultados de efectividad, sin embargo, aún no han sido validados por ninguna agencia reguladora, ni publicados en una revista científica avalada por pares.

Autorización de la OMS

  • La efectividad de las vacunas sigue siendo objeto de un estrecho seguimiento incluso después haber sido introducidas en un país.
  • Los fabricantes de vacunas contra el COVID-19 cuyo uso ha sido autorizado en algunos países han proporcionado información, por medio de ensayos clínicos, sobre su eficacia para prevenir la enfermedad.
  • Según la OPS, a fin de incluir vacunas contra el COVID-19 en la lista de la OMS para uso de emergencia se evalúan su calidad, seguridad y eficacia. Esto es un requisito para las vacunas que se suministran por medio del mecanismo Covax.
  • Los países y las autoridades regulatorias nacionales pueden aprobar el uso en un país de una vacuna contra la COVID-19 que no se haya incluido en la lista de la OMS para uso de emergencia.

Surgen las dudas

  • La Academia Nacional de Medicina de Venezuela manifestó el 21 de junio su preocupación por el anuncio del Gobierno de comenzar a vacunar contra el COVID-19 con Abdala que, resaltó, está en «desarrollo experimental».
  • La organización resaltó que tanto la Abdala como la Soberana 02, que también se desarrolla en Cuba, son candidatos a vacuna y que «se basan en desarrollos experimentales semejantes a los que están siendo estudiados por otros laboratorios en el mundo».
  • La academia criticó entonces que los resultados preliminares de la Abdala fuesen publicados en medios estatales y dijo que para que una vacuna tenga credibilidad, los datos de su eficacia deben ser publicados «en revistas científicas de reconocido prestigio».
  • Venezuela ya recibió un primer lote de la Abdala, según anunciaron las autoridades del gobierno de Nicolás Maduro, que no detallaron cuántos de estos fármacos contra el COVID-19 llegaron al país.
  • El presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), Douglas León Natera, considera que la vacuna cubana Abdala es un experimento biológico no autorizado. «La Abdala no es una vacuna. Es un producto biológico experimental que no ha sido autorizado por el Centro de Control de Medicamentos Cubanos ni por la OPS», declaró León Natera.
  • El martes 29 de junio, la presidenta del Colegio de Enfermería de Caracas, Ana Contreras, también rechazó el uso en Venezuela de la vacuna cubana, que ha generado diversas críticas en el país.
  • Que la vacuna se haya comenzado a utilizar en Venezuela sin cumplir con todos esos requisitos conllevó a numerosos cuestionamientos de organizaciones médicas independientes.

Con información de la OMS, EFE, BBC y Cubadebate.cu

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.