Especialistas coinciden en que si bien el país superará el ciclo hiperinflacionario el primer trimestre de este año, la inflación todavía es alta y no permite la estabilidad de los precios. La dolarización de facto y una mayor disciplina fiscal y monetaria fueron los elementos que contribuyeron a que descendiera la cifra de inflación

Desde finales del año 2021 expertos anunciaban una realidad económica esperada desde hace mucho: la salida de Venezuela de la hiperinflación. Para el sector oficial ocurrió este mes de enero mientras que para otras consultoras y organismos sucederá entre febrero y marzo. Pero ¿significa esto que la situación económica ya está resuelta? ¿Venezuela superó la crisis?

Diccionarios económicos coinciden en definir la inflación como el “aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios durante un período determinado”. Cuando este aumento supera el 50% en un mes inicia un período hiperinflacionario, de acuerdo con el modelo diseñado en 1956 por el economista estadounidense Phillip Cagan. Según esta teoría, este episodio culmina cuando la inflación mensual permanece por debajo de 50% durante un año.

El alza de los precios superó por primera vez el umbral de 50% a finales de 2017, noviembre según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) creado por la Asamblea Nacional electa en 2015, y diciembre según el Banco Central de Venezuela (BCV). Desde entonces, este indicador se mantuvo en ascenso y alcanzó su punto máximo entre agosto de 2018 y enero de 2019, momento que coincide con la aplicación de una reconversión monetaria. El descenso fue gradual y fue en los últimos cuatro meses de 2021 cuando se logró mantener el indicador en un solo dígito.

Durante buena parte de ese período la información oficial fue la gran ausente, con actualizaciones esporádicas y extemporáneas, de ahí el surgimiento de organismos alternos como el Observatorio Venezolano de Finanzas. Sin embargo, los datos publicados puntualmente por el BCV este mes de enero indican que el país superó la hiperinflación al cerrar el mes de diciembre con una inflación de 7,6% para completar así 12 meses continuos por debajo de 50%.

«Yo puedo declarar políticamente, con el resultado del manejo de la inflación entre los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, que ha sido de un dígito con tendencia a la baja, que Venezuela abandona el estado de hiperinflación», celebró Nicolás Maduro en una entrevista transmitida el 1° de enero por Telesur.


Hoy tenemos una hiperinflación alta que si bien no es tan hostil todavía refleja una pérdida del poder de compra tremenda en la moneda local

Henkel García, director de Econométrica

Para el OVF, el próximo mes de marzo es cuando se podrá declarar el fin de la hiperinflación, pues este organismo calculó por última vez una inflación superior a 50% en febrero de 2021 (50,9%). Según la data del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), el país estaría saliendo de la hiperinflación este mes de enero mientras que otras consultoras coinciden en que será el primer trimestre del año.

Dolarización de facto y mayor disciplina fiscal y monetaria fueron las claves para que Venezuela terminara con el ciclo que la llevó a convertirse en el tercer país con la hiperinflación más larga del mundo, con 48 meses y solo seguido de Nicaragua (1984-1991) y Grecia (1941-1945), señaló el economista y director de la empresa de consultoría financiera Capital Market Finance, Jesús Casique.

La estabilización del tipo de cambio fue elemental en este proceso, resaltó por su parte el economista y miembro de la directiva del OVF, José Guerra, quien aseguró que el BCV pudo lograrlo con la venta de divisas provenientes de las reservas internacionales, por lo que considera que no es sostenible en el tiempo, pues en 2021 representó la pérdida de más de 500 millones de dólares.


Es obvio que las remuneraciones en bolívares tardarán mucho para recuperar el poder adquisitivo dado el predominio de las remuneraciones en dólares

Oscar Meza, director del Cendas-FVM

¿Qué implica la salida de la hiperinflación en Venezuela?

En recientes declaraciones publicadas en su cuenta de Instagram, José Guerra dijo que la inflación es enemiga del salario de los trabajadores y advirtió que la salida de la hiperinflación no significa un alto a la inestabilidad de precios en el país pues las cifras mensuales de inflación continúan siendo elevadas.

El analista financiero y director de Econométrica, Henkel García, coincide con esta postura, pues asegura que una inflación interanual superior al 600% es muy alta y no refleja estabilidad en la moneda nacional. “Hoy tenemos una hiperinflación alta que si bien no es tan hostil todavía refleja una pérdida del poder de compra tremenda en la moneda local”, dijo a El Pitazo. En ese sentido, el economista Jesús Casique recordó que Venezuela continúa con la inflación más alta de la región y mencionó que la siguiente cifra más elevada es la de Argentina con 50,9% en 2021.

El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, dijo recientemente que Venezuela entró en otra etapa del ciclo inflacionario y está relacionada con el aumento de los precios en dólares.


Hay un alza del costo de vida en dólares que, creo, es mucho más relevante que la inflación en bolívares

Asdrúbal Oliveros, economista y director de Ecoanalítica

“Hay un alza del costo de vida en dólares que, creo, es mucho más relevante que la inflación en bolívares, porque cada vez más el nivel y universo de transacciones en dólares es mayor. La liquidez en dólares es mucho mayor que en bolívares. Salimos del ciclo hiperinflacionario tradicional y ahora tenemos esta dinámica en la que los precios en divisas suben y eso tiene un impacto importante en la gente”, explicó a Circuito Éxitos.

Para el director del Cendas-FVM, Oscar Meza, la salida de la hiperinflación es una buena noticia para la recuperación del poder adquisitivo pero señaló que este proceso tardará debido a que la dolarización abarca casi el 75% de las transacciones. “Es obvio que las remuneraciones en bolívares tardarán mucho para recuperar el poder adquisitivo dado el predominio de las remuneraciones en dólares”, dijo a El Pitazo.

No obstante, García se mostró optimista y señaló que de mantenerse la disciplina fiscal y monetaria en el 2022 pudiera continuar la desaceleración de la inflación. “Es muy temprano para decir si esta desaceleración de la inflación se va a mantener, no lo descarto”, apuntó.


La salida de la hiperinflación no significa un alto a la inestabilidad de precios

José Guerra, economista y miembro de la directiva del OVF

El aporte de la dolarización

Henkel García afirmó que el efecto de la dolarización de facto fue positivo pues ayudó a la economía a funcionar, ya que las empresas y los consumidores requerían una referencia estable en el tiempo y en hiperinflación el bolívar no lo podía lograr. “El uso del dólar nos facilitó ese aspecto y también para las empresas fue positivo porque dio previsibilidad y capacidad de planificación y permitió operar con unas condiciones propicias para que la actividad económica se pudiera desarrollar de manera medianamente decente”, señaló.

Sin embargo, considera sano que el gobierno comience un proceso de desdolarización en el que el bolívar retome el uso que tuvo en algún momento, partiendo de un esquema bimonetario (de bolívar y dólares), pero indicó que esto solo será posible con un BCV creíble, un ambiente económico e institucional distinto y mejor que el actual en el que progresivamente se recupere la confianza en la moneda local y que el uso del bolívar otorgue un margen de maniobra en políticas económicas que actualmente están restringidas debido a que la moneda de uso local no es propia sino extranjera.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.