El Ministerio de Ecosocialismo otorgó el permiso de explotación de sílice en el 2021 a los dueños de la Finca Veracruz, ubicada en el Cerro El Plan del municipio Torres, estado Lara. Ellos afirman que han cumplido con todas las formas legales, sin embargo, un grupo de ambientalistas y miembros de Salvemos a Los Quediches, denuncian que habrá un daño irreparable a las cuencas que llevan agua al embalse.

Inesco S.R.L, la empresa dueña del terreno donde está la mina de sílice, venderá el mineral a Industrias Maxiplasca, organización aliada de la Gobernación de Lara y del Gobierno Nacional 

A 1.053 metros sobre el nivel del mar y a 18 kilómetros de distancia del embalse Los Quediches -en altura- se encuentra el Cerro El Plan, donde está ubicada la Finca Veracruz y una de las minas más grandes de sílice de Venezuela, con un mineral casi 100 % puro, según las primeras muestras evaluadas.

“Mi papá y tío compraron estas tierras cuando ya existía Inesco”, dijo Rafael Rodríguez, uno de los dueños actuales de las tierras, al referirse a la empresa que tenía su padre y su tío desde 1988.

Las primeras toneladas del mineral serán vendidas a Industrias Maxiplasca, organización que participó del 8 al 10 de junio en la Expo Feria del Reciclaje en Barquisimeto 2022, como aliada de la Gobernación de Lara y del Gobierno Nacional. 

El permiso de explotación de la mina fue autorizado en septiembre del año 2021, más de una década después de haber iniciado los estudios de impacto ambiental y las inspecciones de distintos representantes del extinto Ministerio de Ambiente, ahora de Ecosocialismo (Minec).

“Se otorga la autorización (…) para realizar actividades de extracción de material mineral no metálico (arenas silíceas) en un área total de diez coma ochenta y cuatro hectáreas y un volumen de extracción de trescientos noventa y siete mil cuatrocientos cuarenta toneladas durante el primer año y para el segundo año una superficie de explotación de tres coma noventa y cuatro, para una extracción de cuatrocientos noventa y cuatro mil ochocientas ochenta toneladas”, se lee en el permiso del Minec, con fecha 28 de septiembre de 2021.

El ingeniero Aurelio Pereira, uno de los denunciantes del posible ecocidio en el Cerro El Plan, asegura que los números presentados en dicho documento no corresponden con la inspección independiente que hicieron profesionales universitarios, dedicados a las áreas ambientales y forestales, acompañados de los propios dueños de Inesco en marzo de 2021.


La falta de agua en Carora no es culpa de la explotación de la mina de sílice, que ni siquiera ha comenzado

Sorannis Leal, docente de la escuela y residente de la comunidad El Aceituno

“La ley establece que las nacientes de agua deben estar a trescientos metros o más de distancia de la explotación del mineral, pero durante la inspección que realizamos, que está detallada en nuestro informe, junto a las fotografías, hay cuerpos de agua a menos distancia del punto donde sacarán el sílice, en medida altitudinal”, detalló Pereira.

En este sentido, el informe independiente que fue presentado por el equipo donde estuvo el ingeniero y auditor de obras, Aurelio Pereira, junto al topógrafo Mauro Iván Carrasco, Carlos Arturo Álvarez y el licenciado en ambiente Ramón Rojas, establece que “como base máxima de altitud límite diferencial que los separa, se registró la más distante (N° 1), que es la quebrada el Olvido o Membrillo, donde está la toma, cuya altitud es de 790,08 m.s.n.m, respecto a la cumbre cuya cota es de 1.046,33 m.s.n.m. (la diferencia entre la mina y este lugar más distante es de 256,25 metros de altitud diferencial)”.

El artículo 54 de la Ley de Aguas establece que “se declaran como zonas protectoras de cuerpos de agua, con arreglo a esta Ley: 1.- La superficie definida por la circunferencia de trescientos metros de radio en proyección horizontal con centro en la naciente de cualquier cuerpo de agua”.


De la explotación total del sílice dentro del Cerro El Plan, un 51 % será para el Estado y el 49 % para los dueños de la Finca Veracruz, 


En el permiso del Minec se establece que los cuerpos de agua más cercanos están a más de 300 metros de distancia del punto de explotación del mineral no metálico. También aclaran que la mina no se encuentra bajo la denominación de Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (Abrae).

La explotación en el Cerro El Plan también tiene la aprobación del Concejo del municipio Torres, con resolución fechada el 20 de diciembre del año 2016.

Un filtro natural

Aurelio Pereira hizo énfasis en que el agua que sale del Cerro El Plan es la más pura de Venezuela, ubicándola en el primer lugar de pureza y en el segundo de toda Latinoamérica.

“Aquí tenemos un filtro natural que hace que el agua se pueda tomar sin pasar por una planta de tratamiento. Tenemos carbón vegetal, sílice y cloro”, detalló Pereira, quien teme que esta pureza se pierda con la explotación del mineral no metálico.

En contraposición, Sonia Leal, vocera del consejo comunal de El Aceituno -comunidad ubicada dentro del Cerro El Plan- sostiene que el problema del agua se solucionará con la explotación de la mina de sílice, porque el mineral será utilizado para hacer tuberías con fibra de vidrio, que servirán para reemplazar las actuales que tienen más de 40 años, aunque su vida útil era de 20.

Así se acabaría la problemática en Torres y no habría más botes de agua. La explotación de la mina traería progreso a nuestros pueblos. El Cerro está a dieciocho kilómetros  alejado del Embalse Los Quediches, no afectará el agua. Creo que quienes se oponen solo tienen intereses personales”, dijo la vocera del consejo comunal.

Agregó que los dueños de Inesco han organizado jornadas de salud en las comunidades, tanto de ginecología, odontología, charlas sobre planificación familiar, dotación de sillas y ayudas económicas.


La ley establece que las nacientes de agua deben estar a 300 metros o más de distancia de la explotación del mineral, pero durante la inspección que realizamos vimos que hay cuerpos de agua a menos distancia del punto donde sacarán el sílice, en medida altitudinal

Aurelio Pereira, ingeniero

La falta de agua en Carora no es culpa de la explotación de la mina de sílice, que ni siquiera ha comenzado. Yo mientras estudiaba vivía en la ciudad y tampoco había agua. Y de El Aceituno o Los Quediches ningún gobernante se acuerda, solo hablan ahora porque escuchan los rumores del sílice”, afirmó Sorannis Leal, docente de la escuela y residente de la comunidad El Aceituno.

El Embalse Los Quediches lleva agua a más de 180.000 habitantes del municipio Torres y al menos a tres comunidades ubicadas en el eje Lara-Zulia. En la actualidad su cota está rebosada, sin embargo, a los caroreños no les llega agua, como bien han denunciado ante los medios de comunicación. La sequía se debe a las fallas en la distribución, roturas en las tuberías y a las tomas ilegales.

En este sentido, el ingeniero Aurelio Pereira, aclaró que ellos no han dicho que la explotación sea la causante de la escasez del servicio de agua en el municipio Torres, sino que es una lucha por el futuro “por el agua de nuestros hijos y nietos”.

Todo lo estamos llevando de manera técnica, no queremos afectar una empresa”, aseveró Pereira.


el agua que sale del Cerro El Plan es la más pura de Venezuela, ubicándola en el primer lugar de pureza y en el segundo de toda Latinoamérica, porque tiene un filtro natural conformado por el sílice, carbón y cloro


Otro punto que llama la atención a los que cuestionan la explotación, es que Minas Lara otorgó un permiso a una S.R.L. cuya razón social es la impartición de cursos de computación y que -según Pereira- no cuenta con la robustez en maquinaria ni en recursos económicos para la explotación de 50 toneladas de sílice durante el primer año, según los datos del mismo informe emanado por el ente gubernamental.

“Una vez que comienzan los estudios para la extracción de este mineral y después que se otorgan los permisos, es cuando ya decidimos que el objetivo de Inesco va a ser la minería”, explicó Rafael Rodríguez. 

“Las máquinas que se ven en el camino hacia la cima del Cerro se dañaron porque no tienen la suficiente fuerza y potencia para cargar cincuenta toneladas al día. Y el hecho de que cambiaran la razón social después de que le otorgan el permiso de extracción denota que el proceso está viciado”, aseveró Pereira.

En una visita realizada por El Pitazo a la comunidad El Aceituno, uno de los productores del sector, Héctor Álvarez, dijo que fue invitado por los dueños de Inesco a ver la mina.

“No veo la parte negativa, es un beneficio para toda la comunidad y de hecho, para toda Venezuela”, declaró ante los medios de comunicación.

Asociación con Maxiplasca

Rafael Rodríguez, dueño y vocero ante los medios de comunicación por parte de la empresa Inesco S.R.L., dijo que hay una campaña de desprestigio en contra de ellos y aseguró que no cometen ecocidio. Afirmó que sus permisos están acorde con la legislación actual y que el mineral traerá beneficios económicos para Carora.

“Son aseveraciones infundadas, con mala intención, debido a que hay intereses comerciales de que el municipio Torres, que tiene el mejor sílice de Venezuela y Lara, no salga para la comercialización de productos necesarios para la vida del ser humano”, opinó.

Mencionó que el sílice es un material muy versátil que sirve para la producción de partes para equipos electrónicos, implementos para la construcción -pego, morteros, pinturas- e incluso como ingredientes para muchos medicamentos.

“Incluso hay estudios que concluyen que el sílice ayuda a aumentar la producción de leche en las vacas, cuando duermen en una cama elaborada con este mineral”, agregó Rodríguez.

El directivo de Inesco S.R.L. adelantó que tienen alianza con una empresa regional llamada Maxiplasca, la cual se encargará de comprar el sílice para hacer tuberías con fibra de vidrio, que servirá para hacer las sustituciones que se requieren en toda Venezuela, con un material que poseerá una vida útil de 150 años.

A través de esta empresa, fue donado un transformador a la comunidad El Aceituno, cuando se dañó el que tenían y duraron más de 15 días sin el servicio eléctrico.

Según Rafael Rodríguez, propietario de Inesco, en Maxiplasca hay 14 jóvenes de las comunidades cercanas al Cerro El Plan para capacitarse como técnicos para que sean ellos quienes trabajen cuando inicie la explotación comercial del sílice.


Las máquinas que se ven en el camino hacia la cima del Cerro se dañaron porque no tienen la suficiente fuerza y potencia para cargar cincuenta toneladas al día. Y el hecho de que cambiaran la Razón Social después de que le otorgan el permiso de extracción denota que el proceso está viciado

Aurelio Pereira, ingeniero

Minas Lara obtendrá el 51%

De la explotación total del sílice dentro del Cerro El Plan, un 51 % será para el Estado, a través de Minas Lara; y el 49 % para los dueños de la Finca Veracruz, según declaró Rafael Rodríguez a El Pitazo.

Minas Lara es un instituto de la gobernación creado para regir y normar todas las minas de nuestra región. Nosotros nos regimos por esa normativa para la extracción y comercialización. Del sílice que se extraiga, el cincuenta y uno por ciento es para Minas Lara y el cuarenta y nueve para Inesco”, aseguraron los dueños de la Finca Veracruz.

“Aquí no es un grupo económico que viene a hacerse millonario con un mineral que está en un cerro, no, queremos que sea beneficioso para toda la población y que se traduzca en calidad de vida para los pobladores. En mi caso, como médico, estoy formado para la vida. Venimos de una familia con valores y formación moral sólida, donde nuestra premisa siempre ha sido ayudar al prójimo”, declaró Rafael Rodríguez, quien es médico gineco obstetra.

Sobre la denuncia pública que hizo la ONG Provea, cuyos miembros visitaron el Cerro El Plan, los dueños de la Finca Veracruz dijeron estar sorprendidos por no haber sido contactados antes de entrar a la propiedad privada ni para contestar las dudas que tuvieran.

“Insistimos que estamos abiertos a conversar con quiénes deseen ver nuestros documentos y demostrarles con hechos que todo lo que estamos haciendo se encuentra dentro del marco de la legalidad. Así nos hemos manejado, no hay nada que ocultar”, insistió Rafael Rodríguez.

Hasta ahora, todas las partes involucradas han dicho que están dispuestas a conversar para llegar a acuerdos, mientras los trabajos para el inicio de la explotación de sílice continúan y las denuncias no cesan.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.