Contar con testigos en todas las mesas de votación, ubicar a los miembros de mesas escogidos por CNE y tener cobertura en todos los centros de votación, con una red ciudadana que abarque todos los municipios del país, es crucial para la oposición. Los estrategas aspiran a cubrir todos los espacios para «proteger la voluntad de los electores»

Por: Jesús Abreu y Nataly Angulo

A menos de 40 días para la jornada electoral que marcará el rumbo político de Venezuela el 28 de julio, la oposición mayoritaria que lidera María Corina Machado, conformada por la decena de partidos de la Plataforma Unitaria Democrática, cuyo candidato presidencial es el diplomático Edmundo González Urrutia, avanza en la construcción de la maquinaria necesaria para la defensa de los votos.

En un contexto marcado por la incertidumbre que impone el oficialismo, la oposición busca transmitir certezas que, al mismo tiempo, dimensionen el reto de vencer en el terreno electoral al candidato del PSUV, Nicolás Maduro.

Contar con testigos en todas las mesas de votación (30.026 mesas), ubicar a los miembros de mesa escogidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), así como tener cobertura en todos los centros de votación (15.797 centros), con coordinadores y personal operativo, y concretar la red ciudadana en todos los municipios con la movilización de los comanditos es parte central de la estrategia electoral de la oposición para la defensa de los votos.

La lucha en mesas de votación

Al menos 60.186 testigos (uno principal y uno suplente) necesitan reunir los 10 partidos de la Plataforma Unitaria Democrática, más Vente Venezuela, para cuidar los votos favorables a González Urrutia el 28 de julio.

De acuerdo con la Plataforma Unitaria, el registro de testigos para la cobertura de mesas y centros de votación (15.797 centros) supera 92 %.

«Nuestra misión es no dejar ni una sola mesa de los centros de votación sin un testigo principal y uno suplente. Ya tenemos ubicados casi el 100 %. Ahora nos toca formarlos», aseguró en entrevista telefónica el vicepresidente nacional de organización electoral de Primero Justicia, Edinson Ferrer.

Esta semana, en la vocería de la Plataforma Unitaria, el dirigente del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), Angelo Palmeri, también destacó que tras la más reciente evaluación del registro, la coalición opositora puede asegurar que «supera con creces» las expectativas para contar con equipos de trabajo de defensa del voto en cada uno de los centros y mesas de votación.

«Los venezolanos pueden tener la garantía y seguridad de que estaremos presentes y vamos a proteger la voluntad de los electores», dijo Palmeri en rueda de prensa.

En la oposición están conscientes del desafío de contar con una infraestructura robusta para el 28 de julio.

«Además de los testigos, necesitamos el coordinador de centro, el personal de apoyo. Estamos hablando de más de 100.000 voluntarios, sin contar los miembros de mesas elegidos por el CNE que podamos contactar. Es una infraestructura robusta», agregó Ferrer.


Nuestra misión es no dejar ni una sola mesa de los centros de votación sin un testigo principal y uno suplente

Edinson Ferrer, vicepresidente nacional de organización electoral de Primero Justicia

En la oposición mayoritaria saben que la elección se ganará en las mesas con la defensa de los votos. Por eso la meta no solo es tener un testigo por mesa y por alianza y su respectivo suplente, según explica el dirigente de Copei ODCA, Robert García.

«Nuestra meta serían 10 personas por mesa y eso se convierte en una enorme maquinaria electoral. Debemos tenerlos acreditados como testigos, tener miembros de mesa también y contar con ciudadanos que puedan participar en las auditorías al final de la jornada», precisó García a El Pitazo.

El secretario de organización de la facción de Acción Democrática no judicializada, Piero Maroun, resaltó que la defensa del voto implica también la postulación de las personas mejor preparadas para trabajar en los centros de votación, en medio de presiones diversas que no faltarán antes y durante el 28 de julio.

«Los mejores son aquellos que no solo están preparados, sino que no serán vulnerables. Sabemos que en este proceso, como en el pasado, comenzará a rodar mucho dinero de parte del Gobierno para tratar de minimizar el trabajo que estamos haciendo, ofreciéndoles a los testigos ayudas económicas y así terminan arrinconándolos en la mesa de votación. Si hay un testigo comprado, los actores gubernamentales hacen lo que les da la gana en la mesa», explicó a El Pitazo el dirigente adeco.

Cada partido político tiene un protocolo para la comprobación de lo esencial en el caso de los testigos y para la preparación de los miembros de mesa: que sean personas comprometidas con la integridad del proceso electoral y la defensa del voto es fundamental.

«En Acción Democrática estamos enfocados porque sabemos que la defensa del voto significa postular a los mejores testigos y coordinadores de centros. Estamos en proceso de auditoría y vamos bien encaminados», añadió Maroun.

Padrón electoral, testigos y miembros de mesa

La decena de partidos agrupados en la Plataforma, más Vente Venezuela, han constituido una base de datos de testigos, como lo han resaltado diversos voceros de la coalición opositora en las últimas semanas.

Cada tolda política ha ido sumando su lista de militantes que trabajan en los procesos electorales para luego definir la distribución en los centros de votación. Sin embargo, la estrategia es más amplia y compleja de lo que parece.

«Están cargando, además, 7 partidos más que no son de la Plataforma, pero que están alineados e incluso se abrió un registro para que también pueda cargar la sociedad civil a través de la Gran Alianza Nacional (GANA). La suma de esos 18 partidos más GANA te va a dar el 100% de los centros», precisó a El Pitazo el coordinador nacional de Convergencia, Biagio Pilieri.

Encuentro Ciudadano, Concertación Ciudadana, Alianza Bravo Pueblo y Organización Fuerza y Movimiento son cuatro de las toldas políticas que no integran la Plataforma pero que también están movilizados con la estrategia electoral opositora.


Tenemos equipos desplegados para que en todos los centros haya representación de las fuerzas democráticas

Angelo Palmeri, secretario de organización de UNT

Conscientes del ventajismo electoral del oficialismo, en la oposición mayoritaria luego de la Primaria definieron la organización electoral como una estrategia de comando, unificada, en la que comenzaron a trabajar antes de la definición de la candidatura unitaria de González Urrutia, como lo explica la dirigente nacional de Primero Justicia, Paola Bautista de Alemán.

«Hay un proceso que fue acordado por los 10 partidos más Vente Venezuela. Cada partido desarrolla su padrón electoral de testigos y después viene la distribución», destacó Bautista.

Los partidos políticos iniciaron en mayo talleres de formación de testigos, en los cuales se enfocan en el adiestramiento sobre el funcionamiento de las mesas, las posibles irregularidades que se pueden presentar y cómo denunciarlas.

«Es toda una ingeniería electoral que está avanzando, que probablemente no se note porque las cosas se han hecho distintas a otros procesos electorales», añadió Bautista.

En la base de datos que amplían los partidos de la Plataforma Unitaria y los demás factores políticos y sociales también incluyen el registro de aquellos militantes y personas que fueron escogidas por el CNE como miembros de mesa.

El proceso de ubicación de las personas que fueron escogidas como miembros de mesa, para que también sean garantes del proceso y de la defensa del voto opositor, se ha intensificado en las últimas semanas, tanto de parte de los partidos como del propio comando de campaña Con Venezuela, que incluso habilitó cuatro números telefónicos y un formulario online en redes sociales para el registro de las personas seleccionadas.

«Los venezolanos sorteados como miembros de mesa tienen que activarse porque en este proceso su labor es mucho más importante. Las organizaciones políticas también estamos haciendo el contacto», precisó Palmeri.

En un reciente balance de organización, Machado advirtió sobre una nueva modificación del CNE de la cual fueron notificados en el comando de campaña opositor.


Nos enfocamos en el activismo no tradicional para, puerta a puerta, enseñar a la gente a votar por Edmundo González

Piero Maroun, secretario de organización de AD

«Hay un nuevo registro y un nuevo tabla mesa, que es la asignación de electores a las respectivas mesas en cada centro de votación. Por lo tanto, hubo cambios en más de 100.000 miembros de mesa», precisó Machado en sus redes.

El ente comicial escogió 30 electores para cada mesa, en las cuales sólo trabajarán tres de ellos como miembros principales. Los seleccionados deberán participar en un curso oficial que dictará de forma virtual el CNE, desde el 28 de junio hasta el 27 de julio. Los miembros de mesa seleccionados deben ingresar al módulo de capacitación en la página del CNE y una vez finalizado, la plataforma electoral emitirá la acreditación.

De acuerdo con el periodista, especialista en procesos electorales, y director de Votoscopio, Eugenio Martínez, 110.000 electores sorteados como miembros de mesa fueron eliminados para cumplir con esa labor. 39.000 fueron cambiados de centro de votación.

A menos de 40 días para la elección, el CNE no ha publicado el manual de mesa electoral que se aplicará en el proceso del 28 de julio. En la Plataforma Unitaria no descartan una medida del ente comicial que los obligue a ejecutar cambios en su plan con respecto a testigos, centros y mesas de votación.

En el caso de los testigos que trabajarán en las mesas, en la Plataforma Unitaria están a la expectativa sobre lo que decida el CNE con respecto a si los testigos finalmente deberán ser electores del mismo centro de votación en el que están asignados para su labor el 28 de julio, lo cual sería un cambio no menor, pues se trata de una condición que no está entre los requisitos que detalla la Ley de Procedimientos Electorales.

«Eso puede hacer que tengamos que mover parte de la estrategia y tengamos que buscar electores del mismo centro», añadió García.

Centros electorales y zonas críticas

El CNE cambió recientemente la información sobre la infraestructura electoral, al pasar de habilitar 15.762 centros de votación y 28.610 mesas, a 15.797 centros electorales y 30.026 mesas de votación, de acuerdo con lo precisado por el director de Votoscopio.

La oposición mayoritaria debe lidiar con el ventajismo electoral del Gobierno y eso incluye los cambios y creación de nuevos centros de votación en el país, así como las dinámicas que el oficialismo buscará desarrollar e imponer en esos puntos.

De acuerdo con la Red Electoral Ciudadana, según reseña del Guachimán Electoral, los estados con la mayor cantidad de centros electorales en condición de riesgo son Distrito Capital, Bolívar y Carabobo. Sin embargo, en los municipios fronterizos y en la región del sur del país los riesgos son mucho más altos.

Según lo reportado por Guachimán Electoral, los riesgos identificados por la Red Electoral Ciudadana incluyen dos dimensiones: administrativa (acciones del CNE sobre centros de votación, su tamaño y el número de electores) y electoral (comportamientos inusuales en centros de votación).

En ese contexto, la oposición asume que la situación es crítica en todos los centros de votación, desde los más accesibles hasta los más remotos, así lo enfatiza Palmeri.

«Hay unos centros que sabemos pueden ser de difícil acceso y estamos tomando las previsiones para que nuestros testigos y coordinadores lleguen ahí. Tenemos equipos desplegados para que en todos los centros haya representación de las fuerzas democráticas. Críticos son todos los centros y todas las mesas», dijo Palmeri a El Pitazo.


Hay zonas complejas y ya los centros de votación en esas zonas los tenemos ubicados, el número es menor a 8 % del total

Robert García, secretario general nacional de Copei ODCA

De acuerdo con la Red Electoral Ciudadana, 13.638 de 15.000 centros electorales del país presentan al menos una condición de riesgo. En 6.125, los riesgos son de carácter administrativo, mientras que en 10.158 hay riesgo electoral.

Según García, en la Plataforma Unitaria estiman que el número de centros de votación que califican de críticos no son mayores a 8 % del total que estará habilitado para el 28 de julio.

«Hay zonas complejas y ya los centros de votación en esas zonas los tenemos ubicados, el número es menor a 8% del total, pero incluso ante eso hay un plan porque en esos centros debe haber testigos», resaltó el dirigente de Copei ODCA.

De acuerdo con lo reseñado por Guachimán Electoral, la condición administrativa de riesgo que incide en la mayor cantidad de centros de votación es el tamaño. De 15.000 centros evaluados, según la REC, 5.414 son centros de votación con 500 o menos electores.

«Esto es un proceso atípico y los que intentan torcer la voluntad del pueblo siempre modernizan y modifican sus estrategias. Todos los centros son vulnerables, desde lo que gana tradicionalmente la oposición hasta aquellos en los que hay control social de parte del Gobierno», agregó Maroun.

Según la organización Súmate, la estrategia de crear nuevos centros de votación de una mesa electoral «obedece a la posibilidad de ejercer mayor control social, estableciéndolos cerca de los electores y siendo controlados por las estructuras del PSUV, que se encargan de beneficios sociales en la calle o en sectores específicos».

Una estrategia electoral diversificada, basada en la ingeniería electoral necesaria para el 28 de julio, es parte del plan de la Plataforma Unitaria.

«Hay una estrategia para los centros tradicionales que tienen mayor cantidad de mesas, los que son menos grandes hasta llegar a aquellos que están en las zonas más inhóspitas y los más de 1.000 nuevos centros. Para cada uno hay un plan e incluso hay una estrategia por mesa dependiendo de las particularidades registradas. Eso es una certidumbre», aseguró Pilieri.

Movilización ciudadana

Otra de las estrategias que desarrolla la Plataforma Unitaria es que los comanditos promovidos por el Comando con Venezuela trabajen fuera de los centros de votación como garantes del proceso y que sus miembros participen en los procesos de auditorías de los votos.

«Los comanditos son células de acción social que se organizan para movilizar al electorado, pero que también estarán alrededor de los centros de votación para hacer el control ciudadano al cierre de las mesas y apoyar en la defensa del voto», explicó el coordinador regional de Vente Venezuela en Zulia, Gustavo Ruiz.

En Venezuela, el ventajismo electoral del Gobierno incluye la persecución contra todo el equipo de Machado, cuya jefa de campaña, Magalli Meda, y el coordinador nacional electoral de Vente Venezuela, Humberto Villalobos, están asilados en la Embajada de Argentina.

En ese contexto, la organización y movilización ciudadana es determinante y también lo es el aporte de los factores políticos de la Plataforma Unitaria.

Machado reportó el martes que en la última semana el Comando Con Venezuela registró más de 13.000 comanditos.

«En este momento son 46.403 comanditos en toda Venezuela. Esto es enorme, el ciudadano organizado en su comunidad», destacó la líder opositora.

Pero la movilización ciudadana, más allá de los comanditos y su alcance que será relevante, también incluye activismo electoral no tradicional y pedagogía del voto antes del 28 de julio, como lo resalta Maroun.


Es toda una ingeniería electoral avanzando, que probablemente no se note porque las cosas se han hecho distintas a otros procesos electorales

Paola Bautista, vicepresidenta de formación de Primero Justicia

«Nos enfocamos en el activismo no tradicional para, puerta a puerta, enseñar a la gente a votar por Edmundo González. Nuestra tarjeta, como otras, fue judicializada y en el tarjetón hay una cantidad de tarjetas, pero solo tres son para votar por Edmundo. Estamos enseñando a la gente a votar por la tarjeta de la MUD», detalló Maroun.

Palmeri, por su parte, reconoce que la creación de lo que llama un inédito aparato de integridad electoral es un proceso ambicioso, pero confía en la capacidad de la que han sido testigos en el seno de la Plataforma y resalta la importancia de contar con tres tarjetas (UNT, MVP y MUD) que, considera, son tres herramientas para sumar votos a favor de González Urrutia.

«El ventajismo y las arbitrariedades están a la orden del día, pero nos mantenemos luchando con nuestros tres instrumentos electorales (tres tarjetas), con la gente en la calle haciendo activismo, todos desplegados enseñando a votar por cualquiera de las tres opciones (UNT, MVP y MUD) y protegiendo también la tarjeta de la manito que es, además, la que más votos ha obtenido en los últimos años», agregó Palmeri.

La oposición confía en cristalizar en las próximas cinco semanas una red ciudadana con una estructura de comunicación que abarque todas las parroquias del país, los centros electorales y las mesas de votación, que le permita a la Plataforma Unitaria, ahora con el liderazgo de María Corina Machado, derrotar al oficialismo en su peor momento electoral y llevar a Edmundo González a Miraflores.

«La prueba la vamos a dar contundentemente el 28 de julio, con nuestros testigos, miembros contactados, coordinadores de centro, responsables de logística, de transmisión de data, de las actas, y todos aquellos que van a trabajar en los centros», dijo Palmeri.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.