Desde el cierre de la embajada de Estados Unidos en Caracas, en marzo de 2019, los venezolanos deben viajar a otros países a tramitar este documento, que tiene un valor de 160 dólares. A esto se suman los costos de pasaje y estadía. La embajada de EE. UU. en Colombia, que era una las más frecuentadas para estas gestiones, tiene citas para el año 2024

Tramitar la visa para ingresar a Estados Unidos (EE. UU.) se ha convertido en un proceso complicado para los venezolanos debido al cierre de la embajada del país norteamericano en la ciudad de Caracas en marzo de 2019.

La medida estuvo enmarcada en la ruptura de las relaciones entre EE. UU. y Venezuela, luego de que la administración del entonces presidente Donald Trump reconoció al opositor Juan Guaidó como presidente interino del país suramericano, en enero de ese año.

A partir de ese momento el Departamento de Estado estableció una Oficina Externa de EE. UU. para Venezuela en su embajada ubicada en Bogotá; sin embargo, debido al tiempo de espera para las citas, los venezolanos comenzaron a gestionar el documento en otras naciones.


Un gestor quedó en avisarme si existe alguna posibilidad de adelantar la cita. También tengo esperanzas de que la embajada abra de nuevo sus puertas en Caracas y se agilicen estos trámites que ahora son bastante engorrosos

Dinorah Marcano

En junio de 2022, las citas en Colombia están siendo programadas para finales del año 2024. Esa noticia la recibió Dinorah Marcano a través de un correo que le enviaron desde la sede diplomática. Ella hizo la solicitud en marzo de 2022. Su hijo mayor está en EE. UU. desde 2020. Lo visitó ese mismo año y en 2021, pero su permiso para entrar a ese país se venció.

Un gestor quedó en avisarme si existe alguna posibilidad de adelantar la cita. También tengo esperanzas de que la embajada abra de nuevo sus puertas en Caracas y se agilicen estos trámites que ahora son bastante engorrosos”, señaló Marcano a El Pitazo, el 25 de junio.

Horacio Ortega coincide con Marcano en las dificultades que deben enfrentar los venezolanos para obtener una visa americana, cuyo costo es de $160. En conocimiento de que las citas en Colombia demoran al menos dos años, su asesora de viaje le recomendó que la gestionara en Uruguay.

En marzo de 2022 Ortega hizo la solicitud y le asignaron la cita para el 26 de octubre del mismo año. Mientras ahorraba para costear los gastos de pasaje y estadía recibió un correo de la Embajada de Estados Unidos en Montevideo. En el mensaje le informaban “un cambio en el sistema de citas para designar entrevistas a ciudadanos no residentes en Uruguay, a partir del 1 de junio de 2022”.


Las preguntas en la embajada fueron referentes a los últimos viajes que hicimos a EE. UU. y el tiempo que permanecimos allí. En una oportunidad estuvimos casi los seis meses que la visa permite y eso quizás influyó para la renovación

Mariluz Simoza

“Si Usted no es ciudadano o no tiene residencia en Uruguay, deberá cancelar su entrevista consular, responder correctamente las preguntas acerca de su país de residencia y agendar una nueva cita consular que estará disponible solos los días miércoles. A todos los solicitantes que no sean ciudadanos uruguayos se les solicitará una prueba de residencia. Por favor, tenga en cuenta que en caso de identificarse como residente o ciudadano en Uruguay de manera incorrecta su solicitud de visa será rechazada”, se lee en parte del comunicado que recibió Ortega.

Ante esta nueva disposición, Ortega perdió la cita y debe comenzar de nuevo los trámites. Si lo hace por la misma embajada, no debe cancelar de nuevo los $160 del valor del documento, pero si decide gestionarlo por otro país, no le reconocen el pago anterior.

Visa negada

Mariluz Simoza ha viajado ocho veces a Estados Unidos. Su mamá y sus hermanos viven en Texas y con frecuencia los visita. En 2021 se le venció su visa y buscó la ayuda de una compañía con trayectoria en solicitud de visado.

“Mi caso fue atípico porque me otorgaron la cita en la Embajada de EE. UU. en México para noviembre de 2021 y me la suspendieron un mes antes. En la compañía me dijeron que nunca había ocurrido algo similar. Ya había comprado los pasajes, así que me fui con mi esposo y mi hija de 4 años a conocer Cancún para no perder ese dinero”, contó a El Pitazo, el 27 de junio.

La misma compañía le tramitó a Simoza una nueva cita en diciembre de 2021. Esta vez para la ciudad de Río de Janeiro en Brasil, ya que, en México, ahora piden visa. Su asesor le dijo que Brasil era una de las opciones más cercanas, al igual que Bolivia, y que otra alternativa sería España. Se la concedieron para el 26 de mayo del mismo año.

En pasaje aéreo Simoza, su esposo y su hija cancelaron $1.020 cada uno y en estadía, $300 por seis días. Para sorpresa de Simoza, a los tres les negaron el permiso para entrar al país norteamericano.

“Las preguntas en la embajada fueron referentes a los últimos viajes que hicimos a EE. UU. y el tiempo que permanecimos allí. En una oportunidad estuvimos casi los seis meses que la visa permite y eso quizás influyó para la renovación”, señaló Simoza.

La entrevistada indicó que conoció a muchos venezolanos que sí les otorgaron la visa en Brasil, incluso, por 10 años, y destacó que para ingresar a este país no le pidieron prueba de proteína C reactiva (PCR), pero sí el carnet de vacunación contra el COVID-19. “Y muy importante, el comprobante de la vacuna contra la fiebre amarilla”, agregó.


El entrevistado debe limitarse a responder lo que le están consultando y dejar claro que no trabajará en Estados Unidos. Otra recomendación es que conozca la información incluida en el formulario DS-160 (solicitud de visa), ya que, por lo general, se lo llena otra persona

Abogada María Contreras

Un trabajo estable

Abogados y gestores consultados por El Pitazo coinciden en que los solicitantes de visa deben ser lo más honestos posible a la hora de la entrevista, justificar el motivo del viaje, tener claro dónde se hospedarán y demostrar que tienen vínculos con su país, así como un trabajo estable, para descartar cualquier intención de emigrar.

“El entrevistado debe limitarse a responder lo que le están consultando y dejar claro que no trabajará en Estados Unidos. Otra recomendación es que conozca la información incluida en el formulario DS-160 (solicitud de visa), ya que, por lo general, se lo llena otra persona”, indicó la abogada María Contreras.

La profesional también considera importante que el solicitante tome las previsiones en cuanto a los gastos. “El viaje dura al menos once días: un día acude a la embajada para la toma de huella y foto; al día siguiente asiste a la entrevista y, después, si el trámite fue aprobado, le entregarán el pasaporte visado en los 5 a 7 días hábiles siguientes, aproximadamente”, agregó Contreras.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.