7 aerolíneas internacionales y 6 nacionales explotan desde 5 aeropuertos venezolanos las 12 rutas autorizadas por el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) hasta junio de 2022, con una oferta promedio de 84 vuelos semanales. Fuentes internas del Inac aseguran que se evalúa la incorporación de por lo menos otros 4 destinos y la aprobación de 7 aerolíneas internacionales en el próximo trimestre

En marzo de 2020, los vuelos internacionales fueron suspendidos en Venezuela a consecuencia del COVID-19. Las operaciones aéreas estaban mermadas por distintas razones de índole económica y política. Por un lado, la deuda que el país mantenía con algunas de las aerolíneas internacionales que, ante el control cambiario, dejaron de ver a Venezuela como un mercado atractivo para sus operaciones. Por el otro, las tensas relaciones políticas de la administración de Nicolás Maduro, que trajeron como consecuencia la suspensión de algunas rutas aéreas y la despedida de aerolíneas internacionales con más de tres décadas de operaciones comerciales en el territorio.

Sin embargo, desde el mes de febrero de 2022, cuando el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac) anunció el inicio de operaciones de aviación general, privada y comercial dentro de Venezuela de manera supervisada, la oferta de vuelos internacionales aumentó lentamente.

Para junio de 2022, un total de 7 aerolíneas internacionales (Cubana de Aviación, la panameña Copa, Turskih Airlines, Tap Portugal, las españolas Air Europa, Iberia y Plus Ultra), así como 6 nacionales (Laser Airlines, Rutaca, Avior, Aerolíneas Estelar, Turpial Airlines y la aerolínea del Estado venezolano Conviasa) cubren las 12 rutas que, hasta la fecha, cuentan con la autorización del Inac: Panamá, México, Cuba, Bolivia, Ecuador, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas, Turquía, Rusia, Irán, España y Portugal, con una oferta promedio de 84 vuelos internacionales a la semana.

Esa cifra incluye los llamados “vuelos especiales” que realiza Conviasa a destinos que aún no cuentan con el aval definitivo del Inac, como Lima, Santiago de Chile y Buenos Aires, por ejemplo.

Las operaciones se realizan desde cinco aeropuertos venezolanos: el Simón Bolívar, en Maiquetía; La Chinita, en Maracaibo; el Santiago Mariño, en Porlamar; el José Antonio Anzoátegui, de Barcelona; y el Arturo Michelena de Valencia.


Debemos tener claro que en Venezuela aún priva un decreto de emergencia por COVID-19 y eso da potestad al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil a mantener el control sobre los destinos autorizados o no

Especialista en aeronáutica que solicitó la reserva de su identidad

A pesar de la oferta, la cifra no llega ni a la mitad de los vuelos internacionales que se registraban en Venezuela en años como 2017 o 2018, estimados en 213 semanales, que incluían destinos que aún no aparecen en el radar, como Aruba, Curazao, Bogotá y Miami, por nombrar 4 de los que movilizaban más pasajeros, de acuerdo con estadísticas del propio ente regulador aeronáutico nacional.

“Debemos tener claro que en Venezuela aún priva un decreto de emergencia por COVID-19 y eso da potestad al Instituto Nacional de Aeronáutica Civil a mantener el control sobre los destinos autorizados o no. El mismo decreto le da potestad a manejar, bajo la figura de vuelos especiales, operaciones aéreas que bien pudiesen ser autorizadas de forma regular, básicamente por decisiones políticas y por beneficiar a Conviasa», indica un especialista aeronáutico, que solicitó a El Pitazo la reserva de su identidad.

“En cuanto a la cifra de vuelos, a Venezuela le costará muchísimo igualar la oferta internacional que tenía hace cinco años, porque no es una decisión unilateral del Inac, sino que depende de otros países y de lo rentable que sea para las aerolíneas internacionales volver al país”, agrega la fuente.

Sumar más destinos y más vuelos

Garantizar la conectividad aérea de Venezuela con el aumento de vuelos y la aprobación de más destinos internacionales parece estar en la agenda oficial. En una entrevista concedida en abril a Unión Radio, el presidente del Inac, Juan Teixeira, señaló que diversas aerolíneas internacionales, entre ellas de nacionalidad ecuatoriana, francesa, dominicana, chilena y argentina manifestaron interés en iniciar operaciones en Venezuela.

“Las operaciones internacionales se han venido incrementando, los números son bastante alentadores y aunque aún no hemos alcanzado las cifras del año 2019, antes de la pandemia del COVID-19, cada vez estamos aumentando más operaciones”, precisó.


La política de conectividad aérea de Venezuela es muy errática. De qué vale la pena poder volar a Catar, si no puedes hacerlo a Bogotá o a Cúcuta

Especialista en aeronáutica que solicitó la reserva de su identidad

Coincidentes con Teixeira, fuentes del Inac aseguraron a El Pitazo que, actualmente, las autoridades aeronáuticas venezolanas se encuentran en conversaciones con representantes de Air France, Lan Chile, Air Canadá, Aerolíneas Argentinas, así como las colombianas Wingo y Sky. Estas dos últimas estarían a la espera del cambio de gobierno en la Casa de Nariño, con el triunfo de Gustavo Petro en las elecciones presidenciales de Colombia.

La misma fuente recalcó que el Inac ya dio la autorización a la línea aérea Plus Ultra para iniciar las operaciones Maiquetía-Tenerife de manera directa. Un vuelo semanal que comenzaría operaciones a partir de noviembre de este año. Lo mismo a Copa Airlines, para iniciar desde el mes de julio vuelos directos desde Barcelona, en el Oriente venezolano, hasta Ciudad de Panamá.

Otro destino que, de acuerdo con el gobierno de Nicolás Maduro, se sumará a partir del próximo mes de octubre es la ruta aérea hacia Catar, sede del Mundial de Fútbol 2022, que operará Conviasa. Aún no se tienen detalles de la frecuencia de vuelo; sin embargo, fuentes relacionadas con la aerolínea del Estado creen que lo que se suscribirá será un acuerdo con Qatar Airlines y que Conviasa sea el explotador aéreo.

“Lamentablemente la política de conectividad aérea de Venezuela es muy errática. De qué vale la pena poder volar a Catar, si no puedes hacerlo a Bogotá o a Cúcuta. De qué vale que se vuele desde Margarita a Teherán o a Moscú si el grueso va es a Panamá, México o República Dominicana y deben venir a Maiquetía. La conectividad de Venezuela tiene opciones importantes, pero destinos sin ninguna demanda real”, acota el mismo especialista aeronáutico.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.