24.5 C
Caracas
sábado, 2 julio, 2022

Erika Guevara: Informe “Represión calculada” es otro indicador del delito de persecución

El documento elaborado entre Amnistía Internacional y Foro Penal destaca que la represión y la estigmatización desde el Estado aumentaron desde 2019 y los programas como El Mazo Dando y Zurda Konducta han jugado un papel importante en este incremento

-

Caracas.- La represión y la estigmatización se han convertido en una política de Estado que, junto a las detenciones arbitrarias, responden a una coordinación para perseguir a la disidencia, algo que constituye un delito de lesa humanidad. Esa es la conclusión que se desprende del informe “Represión Calculada”, presentado por Amnistía Internacional y el Foro Penal, este jueves 10 de febrero.

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, explicó que la investigación se realizó durante más de un año, en el que se analizaron y cruzaron los registros de las organizaciones de derechos humanos sobre los ataques a la disidencia. 

En cuanto a lo que califica de “política de represión y estigmatización”, Guevara señaló que, en ciertos períodos, estas se usaron de forma coordinada demostrando la sistematización. Asimismo, a la par del aumento de ataques en los medios de comunicación también aumentaban las detenciones por motivos políticos.

Foro Penal resalta importancia de que ONU examine casos de persecución en Venezuela

“Estos mecanismos han ido en aumento. En 2017 se calculó que la coordinación entre estigmatización y detenciones fue de 29 %. En 2020 ya era de 42 % y en la primera mitad de 2021 fue de 77 %”, relató Guevara.

Agregó que, en 2019, la actuación de cuerpos como el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) estuvo relacionada en 74 % de los casos en los que se evidenció la correlación entre la estigmatización y las detenciones. En 2020 se ubicó en 92 % y desde enero a julio de 2021 se mantuvo, pero además con la participación de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Guevara también destacó que entre 2019 y 2020 hubo mayor correlación entre estigmatización y detenciones cuando los ataques se hacían desde el programa Con el Mazo Dando y Misión Verdad, mientras que, en 2021, cobraron más fuerza a raíz de los ataques que se originaban desde el programa Zurda Konducta y la cuenta en Twitter Lechuguinos.

“El informe permite ver, con evidencia, el rol de cada mensaje y ataques de estigmatización y las detenciones y cómo esta coordinación es un nuevo indicador y apunta al delito de lesa humanidad de persecución que debe ser castigado”, dijo.

Políticas de represión

Por su parte, Valentina Ballesta, del equipo de Amnistía Internacional, indicó que desde 2019 los tribunales de terrorismo se usaron cada vez con más frecuencia. Específicamente en 68 % de los casos. 

Así, el informe también habla de la coordinación entre el agente estigmatizador, como el Mazo Dando; el agente represor, en este caso, militares y los tribunales militares y de terrorismo.

Ballesta insistió en los picos que observaron de represión y estigmatización relacionados con ciertos eventos, por ejemplo, después de que la Misión de Determinación de Hechos presentó su informe o después de conocerse la decisión de la Corte Penal Internacional (CPI).

En relación con la CPI, Ballesta considera que este informe puede servir para identificar individualmente a los responsables de estas políticas de represión.

Amnistía Internacional pide la liberación inmediata e incondicional de Javier Tarazona

Mariana Romero, del Centro para los Defensores y la Justicia, y participante de este informe, aseveró: “La estigmatización es la base para sustentar la política de represión”. A eso se le suman las acciones orientadas al cierre de espacios cívicos. 

Según detalló, entre 2019 y 2021 se registraron 1.181 agresiones contra defensores y ONG. De ese número, 785 fueron estigmatizadas, es decir, el 66 % del total de los casos. 

“El Estado ha diseñado una política represiva bajo la lógica del enemigo interno y en la que cualquiera que reclame es identificado y tratado como enemigo”, dijo Romero recordando casos como Fundaredes cuyo director, Javier Tarazona, está detenido.

Finalmente, Gonzalo Himiob, director de Foro Penal, insiste en que la estigmatización y las detenciones arbitrarias no son hechos aislados y que estas políticas tienen dos caras: una, la incitación de esos actos y la otra, la impunidad.

También coincide con Ballesta en que este informe permite y sugiere la investigación de actores responsables de actos de represión y detenciones arbitrarias. No solo investigar a quienes las ejecutan, sino también a quienes las ordenan.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a