24.1 C
Caracas
viernes, 1 julio, 2022

Caso Diosdado Cabello: muere por tuberculosis uno de los detenidos en Monagas

Gabriel Andrés Medina Díaz fue detenido el 24 de abril de 2020, junto con Enrique Parada. Estaba preso en el Centro Nelson Mandela, un anexo de la cárcel de La Pica, acusado de un plan en contra de Cabello. Una fuente explicó que desde hace un mes, cuando presentó inflamación del abdomen, solicitaron atención médica especializada. Nunca la recibió

-

Maturín.- Gabriel murió por un paro respiratorio esperando su libertad. Este 1 de septiembre de 2021 inicia el juicio del caso por el que se le imputó, junto a otros ocho hombres en el estado Monagas: un supuesto plan para detener y entregar al primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, a las autoridades estadounidenses.

El informe de la autopsia reveló que Gabriel Andrés Medina Díaz murió por tuberculosis. El deceso quedó registrado a las 7:00 am de este 29 de agosto, en el Hospital Manuel Núñez Tovar de Maturín, según informó una fuente de seguridad a El Pitazo este domingo, que prefirió omitir su identidad por no estar autorizada a declarar.

Medina tenía 39 años, estaba privado de libertad en el Centro Nelson Mandela, un anexo de la cárcel de La Pica. Gabriel Andrés dejó huérfana a una niña de ocho años de edad, que en diciembre de 2020 perdió a su madre.

El joven fue detenido por una comisión del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), el 24 de abril de 2020, junto a Enrique Parada. Los familiares que defienden la inocencia de los detenidos han denunciado que en el caso de Medina y Parada también hubo irregularidades en las actas procesales.

“En este caso, ni los detenidos ni los familiares nunca han recibido apoyo de ningún tipo de instituciones, como del gobierno, de la oposición o del Foro Penal”, aclara la fuente, luego de ver que el deceso de Medina fue divulgado por distintas organizaciones.

El pasado 17 de agosto, durante la audiencia de apertura de juicio, el Tribunal Cuarto de Primera Instancia Penal del estado Monagas ratificó la medida de privativa de libertad para él y los otros ocho detenidos. El tribunal también ratificó los cuatro delitos por los cuales fueron imputados: traición a la patria, asociación para delinquir, tráfico de armas y munición y conformación de grupos armados.

Por este caso, aún quedan detenidos Carlos Pérez, Enrique Parada, José Ramón Cruz Marcano, Daniel Aguilera, Víctor Farías, Luis Villarroel, Francisco Marcano y César Belfort, también detenidos por comisiones del Conas en 2020.

Sin atención oportuna

Familiares del grupo de detenidos denunciaron que Gabriel Andrés Medina Díaz no recibió atención médica oportuna. Hace un mes presentó inflamación en el abdomen y sus compañeros de celda pensaron que se trataba de gases acumulados, porque no se alimentaba bien y tomaba agua no potable. Creen que un diagnóstico a tiempo le habría salvado la vida.

“Las órdenes de traslado médico solo se emitían al hospital de Maturín, pues no estaba permitido que el tribunal diera órdenes a centros privados. Su condición se complicó más, comenzó a toser con sangre y sus pies se hincharon. Por eso, el viernes 27 de agosto le entregaron una boleta de salida hasta el hospital, donde solo le inyectaron vitamina K para el sangrado al toser. No lo pudieron hospitalizar ese día, sino que debían esperar hasta el lunes”, explicó la fuente.

Pero el sábado 28 de agosto se agravó. El abogado solicitó por escrito al tribunal de guardia una salida de emergencia de la cual no recibieron respuestas, aseguró. “Ante la emergencia y como no había respuesta del tribunal, se levantó un informe y Gabriel fue trasladado desde el Mandela hasta una clínica, donde le hicieron una placa y luego lo llevaron al hospital”, contó.

El informe de la placa de tórax indica que el detenido presentaba una neumonía basal, una cardiomegalia e insuficiencia renal total. “En el hospital de Maturín no le habían hecho la placa porque el equipo estaba apagado y no había los medios para realizar los exámenes de sangre”, aseguró.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a