Una quimera llamada revocatorio presidencial

270

EL PODER EN ESTE PAÍS

Se reactivó el referéndum revocatorio presidencial con unas condiciones adversas para la oposición y para el chavismo disidente de las políticas y conducción del poder por parte de Nicolás Maduro. El miércoles 26 de enero se realizó la recolección de firmas. No eran pocos los que creían que esta carta del revocatorio no tendría efectos reales para la solución de la crisis política. Y en efecto, el Consejo Nacional Electoral (CNE) ya se pronunció sobre la inviabilidad de ese procedimiento.

Ese resultado quizás no asombre a la mayor parte de los venezolanos, quienes prácticamente no tienen ya esperanza en soluciones en los ámbitos político y social y no tienen credibilidad en una “supuesta” dirigencia opositora. Conversando con muchas personas sobre el tema político nos dimos cuenta de que la mayoría, y dicho en criollo, mete en el mismo saco de la ineptitud tanto a los políticos del partido oficialista (Psuv) como a los de la oposición.

Al estudiar el terreno político del país, algunos politólogos, como Piero Trepiccione, consideran que el liderazgo opositor tiene que reestructurarse porque, simplemente, está demasiado dividido, disperso y debilitado. Es necesario que se relance, haga reingeniería política, se adapte a estas nuevas circunstancias que vive el país, que aproveche el escenario de Barinas y analice en profundidad los resultados del 21 de noviembre de 2021 y cuáles fueron las debilidades y fortalezas de la oposición.

Así mismo, el sector opositor debe observar cuál es el sentimiento generalizado de la población y cuáles son sus esperanzas. Hay muchas razones por las cuales el liderazgo opositor debe ser reestructurado. Una de ellas es que no está alineado con las expectativas nacionales en términos emocionales y programáticos, y eso dificulta el camino para cualquier transición política.

En teoría, el referéndum revocatorio sería una buena opción para buscar la transición democrática, pero no es lo que desea el “madurismo”. El experto en ciencias políticas Enderson Sequera advierte que, a diferencia del año 2016, cuando el chavismo dilató el proceso, jugó al desgaste de la oposición y terminó neutralizando el revocatorio, este año 2022 usó una estrategia distinta. Al saber que la oposición estaba desorganizada y no tenía las capacidades para activar el proceso, adelantó las fechas y entregó escasos 1.200 puntos de recolección de firmas, lo que hizo imposible la activación del proceso.

Los de 2016 y 2022 son dos contextos distintos, pero el mismo resultado: evitar que Nicolás Maduro abandone el poder por la vía electoral. Ahora bien, un hecho adicional que da luces para entender cómo el chavismo desactivó el revocatorio son las declaraciones de Diosdado Cabello en una rueda de prensa reciente. Durante ese evento afirmó que el Psuv pediría al CNE las listas de quienes firmaron para revocar a Maduro. Esto recuerda el precedente de la lista Tascón.

En su mensaje, Diosdado Cabello no le habló a la oposición, sino a los miembros de las bases del chavismo que pudieron haber estado considerando ir a votar. No era la típica amenaza de “perderás tu puesto en Pdvsa si votas contra Chávez”, como pasó en 2004, sino la amenaza de “perderás los ‘bonos de la patria’ si firmas contra Maduro. Era una declaración que buscaba asegurar el sistema de control social del chavismo sobre la población.

Ahora bien, en relación con los hechos de Barinas de comienzos de 2022, Maduro lo ve como una amenaza para su reelección presidencial, según la apreciación de Tomás Socías, analista del entorno venezolano. Entre las discusiones de quién salió favorecido o no, según este experto, fue Nicolás Maduro quien perdió esta partida. En contraposición, salió fortalecido Diosdado Cabello.

En la actualidad hay un rechazo de la población a Maduro que se calcula en un 80%, según balances de algunos analistas. Hay una visión negativa sobre su gestión política y económica. Quizás esta percepción ha posibilitado una especie de sentimiento de “esperanza” en los partidos políticos opositores que no se corresponde con la realidad, pese a los hechos de Barinas del 9 de enero. La política venezolana sigue manteniéndose estancada, pero al menos el sector económico está tratando de tomar un respiro para este año 2022, un cierto alivio que se está apreciando en algunos sectores, como salud, agronegocios y alimentos.

A pesar del candado político que sigue cerrando a Venezuela en materia de soluciones sociales, se asoma una posible flexibilización de Estados Unidos que se ratificaría en este mes de enero, según fuentes de información de Washington, a las que tuvo acceso Tomás Socías. De hecho, varios medios de comunicación en el país citaron que Juan Guaidó y su entorno solicitaron al país del norte “suavizar” las sanciones para regresar a negociar en México.


ROGELIO GUEVARA CANTILLO | @Rogeliogcmundo

Analista del poder y economía en Latinoamérica.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.