Los bitcoiners buscan el cambio

110

CIENCIA Y LETRAS


Por: Paulino Betancourt

Los anuncios de las criptomonedas como el bitcoin parecen estar por todas partes, son visibles en el transitar por la autopista Francisco Fajardo en Caracas, donde hay diversas vallas que anuncian servicios “cripto”. Las tecnologías criptográficas se están promoviendo como reemplazo de los bancos, una nueva manera de comprar inmuebles, la próxima gran oportunidad de inversión y una parte esencial del metaverso. Para muchos, estas tecnologías son confusas o riesgosas, pero los entusiastas las promueven apasionadamente.

Durante la última década, la criptomoneda se ha convertido en un amplio movimiento con su lenguaje y símbolos propios. Los defensores más fervientes del cripto predicen que erradicará la desigualdad, eliminará la corrupción y creará una riqueza incalculable. En este sentido, un grupo de investigadores han descubierto que detrás de la exageración, hay una ideología que promueve el cambio social: los defensores más fervientes argumentan que las criptomonedas harán que las personas confíen en la tecnología en lugar de en los gobiernos, que ven como poco confiables. Esta ideología lleva a la gente a alentar su uso.

Luego de tres meses de análisis en foros sobre criptomonedas para comprender cómo “habla” la gente sobre las cripto y el bitcoin, los investigadores determinaron que a diferencia de los entusiastas de la tecnología o los comerciantes de criptomonedas, los poseedores de bitcoins se refieren más a la confianza en el sistema para evitar la corrupción. Sus resultados fueron publicados en los Proceedings of the ACM on Human-Computer Interaction (https://doi.org/10.1145/3359138).

Estos entusiastas de las criptomonedas o bitcoiners, a menudo citan ejemplos de lo que ven como corrupción gubernamental y corporativa. Reconocen que la sociedad depende de que los gobiernos y las corporaciones establezcan y hagan cumplir las reglas. Sin embargo, la corrupción, dicen, es un defecto inevitable de la humanidad y lleva a tratar de controlar a los demás. Los bitcoiners ven a bitcoin, blockchain y otras tecnologías criptográficas como una alternativa a la corrupción, debido a que pueden comprar y vender cosas usando bitcoin sin intermediación de un banco o usar efectivo emitido por el gobierno.

Estas dos creencias, que los gobiernos son corruptos y que las criptomonedas evitan esa corrupción, son comunes entre los bitcoiners que fueron objeto del estudio. Pero los entusiastas van un paso más allá. ¡Buscan el cambio! Quieren inclinar la balanza del poder. Argumentan que la criptografía es la forma en que ocurrirá esa transformación. Usar criptomonedas no es solo una forma de comprar y vender cosas. Al usar tecnologías criptográficas, la sociedad se volverá menos dependiente de los gobiernos y las corporaciones, indican. Es decir, usar criptografía, y lograr que la mayor cantidad de personas la use tanto como sea posible, es una forma de cambiar el mundo y quitarles poder a los gobiernos.

Estas creencias sobre quién debe y quién no debe tener poder en la sociedad encarnan una nueva ideología. Una parte importante de la ideología criptográfica es que este cambio no puede ocurrir a menos que las personas usen criptografía. La tecnología y la ideología están unidas. Para muchos de estos entusiastas, sugerir el uso de las criptomonedas a otras personas no es solo una recomendación tecnológica. Para ellos, es una forma de activismo político y social. Esta ideología es una versión más extrema del tecnoliberalismo, que busca reemplazar a los gobiernos por tecnología. Al igual que los tecnoliberales, los verdaderos bitcoiners quieren que la tecnología controle la sociedad. Pero se enfocan en el control financiero y económico más que en las libertades civiles. Y debido a que promover la criptografía es parte de esta ideología, a menudo se ha comparado con una religión.

Los entusiastas de las criptomonedas con frecuencia minimizan los riesgos de la tecnología para las personas y la sociedad. También descartan el valioso papel que desempeñan los gobiernos y las corporaciones en la protección del dinero de los ciudadanos. Las creencias en la capacidad de las criptomonedas para crear un cambio social también son exageradas. Las tecnologías criptográficas no necesariamente eliminan las corporaciones o evitan el control del gobierno. Existen cadenas de bloques privadas y corporativas, y muchas regulaciones gubernamentales, sobre las criptomonedas. Tal como lo veo, el simple uso de la tecnología no conduce necesariamente al cambio social que buscan estos entusiastas.


PAULINO BETANCOURT | @p_betanco

Investigador, profesor de la Universidad Central de Venezuela, miembro de la Academia Nacional de Ingeniería y Hábitat

El Pitazo no se hace responsable ni suscribe las opiniones expresadas en este artículo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.