La odisea de comprar gasolina en el Zulia

66

Las colas en las estaciones de servicio del Zulia superan el kilómetro de distancia. Los usuarios duermen en las bombas para poder comprar la gasolina y tardan hasta 24 horas en la cola.

Omar Prieto, gobernador del Zulia, dijo el viernes 17 de mayo que en el estado hay suficiente gasolina. Aseguró que llegó un buque con combustible al llenadero de Bajo Grande, donde se surten las cisternas que luego distribuyen la gasolina a las estaciones de servicio.

El gobernador zuliano atribuyó las colas a los retrasos en el despacho de combustible, los cuales se generan por las interrupciones en el servicio eléctrico. «Cada vez que nos ocurre una interrupción, el ciclo de distribución, que normalmente es de 400 estaciones de servicio, colapsa. Entonces, primero tenemos que reactivar Bajo Grande, después prender las turbinas y comenzar el bombeo, y después repartir las gandolas. Es un retraso».

Las colas de carros en las estaciones de servicio de Zulia se acrecentaron a partir del lunes 13 de mayo, cuando la mayoría de las bombas amanecieron cerradas por falta de gasolina y por los racionamientos.

Fuentes de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) confirmaron a El Pitazo que el robo de un cable de alta tensión en el llenadero de Bajo Grande paralizó los despachos porque las instalaciones quedaron sin electricidad. La afectación fue de 10 horas, desde la 1:00 am de ese lunes. En ese tiempo se dejó de despachar a 80 estaciones de servicio.


LEE TAMBIÉN: 

ESCASEZ DE GASOLINA GENERA PÉRDIDAS A PEQUEÑOS PRODUCTORES EN MACHIQUES

En Zulia hay 212 estaciones de servicio, de las cuales solo 118 cuentan con plantas eléctricas, según precisó el miércoles 15 de mayo Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia, durante la celebración de una reunión del Estado Mayor Eléctrico. Pero son pocas las estaciones de servicio que operan en la práctica con autogeneradores, y en su mayoría están ubicadas hacia la zona norte de la ciudad. Un trabajador de Pdvsa aseguró que en Maracaibo solo 20 estaciones cuentan con planta.

Algunas estaciones de servicio principales de Maracaibo, que cuentan con más de ocho surtidores, no tienen planta eléctrica ni fueron beneficiadas por el Gobierno para tener un autogenerador. La bomba El Turf, en la Circunvalación 2, es una de las que no cuentan con autogeneradores.

En Zulia los racionamientos eléctricos son como mínimo de 12 horas diarias, divididos en bloques de seis. En ese lapso las bombas que no cuentan con planta eléctrica no funcionan, y los usuarios prefieren esperar a que regrese el servicio eléctrico para poder surtir su vehículo de combustible.

Además de los apagones, otra de las restricciones aplicadas por el Gobierno que dificultan la compra de combustible es el recorte de los horarios de funcionamiento de las bombas. Las estaciones ya no pueden funcionar las 24 horas. Pdvsa restringió hasta las 8:00 y 10:00 pm los horarios de trabajo, así que además de las horas que se pierden por los racionamientos eléctricos, las bombas, aún si tienen electricidad, no pueden trabajar más allá de los horarios establecidos.

Ante las dificultades para comprar gasolina y la larga espera en las estaciones de servicio —todas custodiadas por policías y militares— se maneja el tráfico de influencias y hay quienes gozan de pases VIP para sortear la larga cola. Esos accesos solo los tienen los funcionarios y quienes pueden pagar cinco dólares o 15 mil bolívares en efectivo.

La venta ilegal de combustible aumentó y los vendedores se pueden ver por toda la ciudad. Los cinco litros de combustible los venden en seis mil bolívares en efectivo; es decir, a 1.200 bolívares el litro de gasolina.

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Superaliado/aAyúdanos a sostener la mayor red de corresponsales de Venezuela.