Venezolano pasó de cantar en autobuses a los escenarios de Colombia

Jesus Jimenez migró desde Maracaibo, Zulia, hacia Bogotá, Colombia, en busca de un mejor futuro y luego de desplegar su talento cantando en el transporte público logró dispararse en el mundo artístico

17423
Jesuan busca ser un artista de salsa reconocido en Colombia y Venezuela. Foto cortesía Miguel Ávila

Caracas.- Un migrante venezolano amante de la salsa pasó de cantar en autobuses en Colombia a debutar en escenarios de discotecas y emisoras de radio luego de que un productor descubriera su gran talento.

Jesús Jiménez, quien es conocido en el medio artístico como Jesuán, decidió migrar desde Zulia, Venezuela, a Bogotá, Colombia, en busca de nuevas oportunidades y un futuro mejor ante la crisis que se presentaba en su país natal. El venezolano incluyó la música en su vida desde que era tan solo un niño encargándose de volver divertidas las reuniones familiares, presentándose en los actos del colegio y formando parte de los grupos de gaita.

Formó parte de un grupo político durante 2018, cuando asistía a la universidad para estudiar comunicación social, pero no obtuvieron éxito en las elecciones. Ante la desilusión de la derrota decide migrar a sus 25 años a Colombia junto a una prima.

Llegó a Maicao por vías irregulares, por lo que tuvo que acudir a Migración Colombia para regularizar su estadía. Luego se trasladó a Bogotá donde un familiar prometió recibirlo, pero lo dejó varado en el terminal, sin dinero suficiente ni un sitio al cual acudir. En esta situación, un amigo le brindó ayuda y lo recibió en su hogar.

Jesuán se destacó en diferentes oficios para obtener dinero, pero lamentablemente no le fue bien, hasta que un amigo lo invitó a subirse a un Transmilenio para cantar. «Yo sentí en mi corazón que el Señor me estaba alentando y me atreví a hacerlo. Ahora iba a ser la persona que entrara tal vez a molestar a los pasajeros y por eso intenté verme bien para vender talento y no lástima», expresó a Proyecto Migración Venezuela.

La gente que tomaba el transporte público diariamente apreció instantáneamente el talento del venezolano brindándole siempre aplausos por las canciones que interpretaba con su voz; pero tras unos meses decidió mudarse a Villavicencio, donde el canto en los buses urbanos lo llevó a una gran oportunidad.

«Se me acercó un joven y me dijo que quería hablar conmigo porque le gustó mucho la manera en que canté. Me propuso trabajar juntos porque él quería ser representante de artistas», contó Jesuán sobre cómo conoció a su mánager, Miguel Ávila.

Jesuán ha logrado abrirse paso en las discotecas y emisoras de radio de Villavicencio aprovechando su voz y su pasión por la salsa con una meta clara: ser un intérprete reconocido en Colombia y Venezuela. “Extraño levantarme en la mañana y ver la playa en Maracaibo. Extraño a mi Venezuela de antes. Colombia ha sido una madre sustituta y espero que Dios me permita regresar a mi país con mi talento», expresó.

Lea la nota completa de Proyecto Migración Venezuela aquí.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.