22.6 C
Caracas
jueves, 29 septiembre, 2022

Entre la expulsión y la muerte: el paso de los venezolanos por Centroamérica

Los venezolanos que buscan llegar a Estados Unidos se exponen a la muerte, secuestros, asaltos, mendicidad y otros peligros al transitar de forma irregular por Centroamérica una vez que salen de la selva de Darién

-

Caracas.- En un intento por llegar a Estados Unidos, los venezolanos deciden emprender un viaje desde su país de origen hacia el país norteamericano, que comprende atravesar la selva del Darién, que separa a Colombia y Panamá, y luego cuatro países de Centroamérica.

Los peligros de la selva del Darién no son los únicos retos que deben enfrentar los venezolanos que buscan llegar a Estados Unidos por vías irregulares. Durante el trayecto por Centroamérica, que puede llevar hasta dos meses, pueden ser víctimas de detenciones, deportaciones, asaltos, violencia, trata de personas e incluso la muerte.

Quienes atraviesan el Darién deben continuar su viaje por Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala. Todos estos países exigen visa a los venezolanos, por lo que los migrantes se ven obligados a trasladarse por vías irregulares y a contratar la guía de los denominados coyotes. En El Pitazo exponemos en seis claves algunos de los peligros a los que se enfrentan los venezolanos:

  • Pese a que los venezolanos huyen de su tierra natal por la situación económica y política, donde realizar trámites para cualquier documento supone un reto y una larga espera, los países centroamericanos exigen visa a esta población y al no poder cumplir con este requisito, los venezolanos se arriesgan a ser deportados o expulsados a un país donde residieron anteriormente.
  • Al no poseer documentos para transitar regularmente o ingresar por vías irregulares, las autoridades de los países centroamericanos realizan detenciones. En algunos casos, los venezolanos pueden pasar meses en un centro de detención, que en ocasiones presenta condiciones precarias, antes de ser expulsados.

    Un ejemplo de esto es el reciente anuncio de Migración Guatemala sobre la detención de 46 migrantes venezolanos en el Plan Operativo Frontera-Guatemala-El Salvador- Honduras. El grupo fue identificado y trasladado por agentes de la Policía Nacional Civil hasta el Puesto Fronterizo de Agua Caliente, ubicado en Chiquimula, donde se procedió a su expulsión.
  • Durante el camino, muchos migrantes se quedan sin recursos económicos por lo que se ven en la necesidad de recurrir a la mendicidad o venta informal mientras duermen en las calles para poder reunir el dinero suficiente y continuar su trayecto.

    Este es el caso del venezolano Saúl Lacruz quien junto a su esposa y dos hijos venden caramelos en las calles de San José, capital de Costa Rica, para reunir al menos 200 dólares, comer algo y poder continuar su viaje.
  • Al cruzar pasos fronterizos irregulares, los migrantes se arriesgan a ser captados por redes de trata de personas. Recientemente, se ha calculado que los ingresos de los contrabandistas que trafican con migrantes de América Latina y el Caribe hacia Estados Unidos fueron de casi 7.000 millones de dólares por año, según datos de la Organización Internacional de Migraciones (OIM).
  • Debido a que en los pasos irregulares existe mayor presencia de bandas delictivas, las personas que transitan por esas rutas están expuestas a ser víctimas de asaltos y asesinatos. Incluso son estafadas por los denominados coyotes, que les prometen guiarlas en su recorrido y muchas veces las dejan abandonadas.
  • Algunos migrantes mueren en el camino debido al desgaste físico que supone atravesar cuatro naciones, porque al no contar con suficientes recursos económicos deben hacerlo a pie. De igual modo, se han reportado casos de accidentes que han cobrado la vida de algunos.

    El 27 de julio 15 venezolanos murieron cuando un autobús chocó con 2 vehículos y cayó en un precipicio. El bus cubría la ruta Managua-Jalapa, un municipio cercano a la frontera norte de Nicaragua con Honduras, ruta utilizada habitualmente por migrantes irregulares.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a