22.9 C
Caracas
sábado, 13 agosto, 2022

Portuguesa | Pacientes con cáncer carecen de servicio de radioterapia en hospital de Guanare

Costear un tratamiento básico de radioterapia en un centro de salud privado puede costar hasta 2.800 dólares, denuncia el médico Alfredo González

-

Guanare.-  Jose Toribio Graterol , de 74 años de edad,  falleció en Guanare, víctima de un carcinoma de parótida moderadamente diferenciado. No lo mató la enfermedad, denunció Alfredo González, su médico de cabecera, sino que no pudo costear el tratamiento de radioterapia, calculado en 2.800 dólares.

Según el médico, Graterol no tuvo acceso al servicio público de salud porque lo único disponible en su región distaba unos 600 kilómetros de su residencia.

La familia Graterol tenía que buscar cupo en el  servicio de radioterapia del hospital de San Juan de los Morros, en el estado Guárico. Y para llegar hasta allá no contaba con transporte, alojamiento ni manutención durante la estadía del paciente. Serían al menos 39 sesiones.

La muerte temprana de Toribio Graterol es injusta, califica su médico al denunciar que por la desidia del Ministerio de Salud se perdió en el Hospital Universitario Miguel Oraá, de Guanare, el servicio de radioterapia, que fue rehabilitado en junio de 2014 bajo la administración del exgobernador de Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo.

En 2014, el búnker de radioterapia fue sometido a trabajos de impermeabilización, pintura y adecuación de espacios y otras obras menores. Además, dotado de equipos de última generación tecnológica, entre los que se contaron  un tomógrafo y un componente de braquiterapia para pacientes con cáncer de cuello uterino.

Luego de ocho años de aquella rehabilitación, el servicio está suspendido. El moho volvió a paredes y techos, los equipos están inoperativos, los trabajadores migraron y el refugio hospedaje de pacientes es ocupado por algunos médicos residentes, recuerda Alfredo González. «El servicio está cerrado», precisó.

pacientes_con_cancer_portuguesa
Dr. Alfredo González denuncia el cierre del servicio de radioterapia del HUMO | Foto Bianile Rivas

La unidad de radioterapia del HUMO era el centro oncológico de referencia del centro occidente del país. En sus inicios atendía 60 pacientes diarios referidos de los estados Lara, Cojedes, Barinas, Trujillo y Apure. Contaba con una casa hospedaje para la estancia del paciente y su acompañante.

Fue una de las mejores de las 19 unidades de radioterapia de Medicina Nuclear que funcionan en el país, reconoció en aquel entonces Nuramy González Gutiérrez, coordinadora nacional del Sistema de Atención Oncológica del Ministerio de Salud.

El moho volvió a paredes y techos, los equipos están inoperativos en el servicio de radioterapia del hospital de Guanare| Foto Alfredo González

Alfredo González aspira a que el Gobierno vuelva su mirada hacia este importante servicio y que le devuelva a los portugueseños la oportunidad de tratar sus patologías de cáncer en el Hospital Miguel Oraá.

Si estuviera funcionando el búnker de oncología de Guanare quizá José Toribio Graterol no muere tan pronto. «Le habríamos garantizado una mejor calidad de vida», aseguró el médico.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a