19.5 C
Caracas
jueves, 20 junio, 2024

Un año de guerra en Ucrania: la amenaza de Putin contra Occidente

Al invadir Ucrania, Putin subestimó a la Unión Europea y a Occidente en general y propició una inestabilidad mundial económica inesperada, en medio del impacto global por el segundo año de la pandemia del COVID-19, de acuerdo con los internacionalistas Félix Arellano y Luis Peche, consultados por El Pitazo

-

Caracas.- El 24 de febrero de 2022 el presidente ruso, Vladímir Putin, desde su despacho anunció el inicio de lo que denominó operación militar especial en Ucrania, una invasión que reconfiguró la geopolítica en Europa, con incidencias en la economía mundial, y que un año después mantiene bajo amenaza el orden internacional, tras el surgimiento de una guerra cuyas muertes se suman por decenas de miles.

Al invadir Ucrania, Putin subestimó a la Unión Europea (UE) y a Occidente en general; propició una inestabilidad mundial económica inesperada, en medio del impacto global por el segundo año de la pandemia del COVID-19, de acuerdo con los internacionalistas Félix Arellano y Luis Peche, consultados por El Pitazo.

«Putin subestimó la fortaleza del pueblo ucraniano, su entrega, y menospreció a Zelenski y a Occidente, porque asumió que continuaría la línea del silencio que se mantuvo sobre la situación en Georgia y Crimea en 2014″, explicó Arellano vía telefónica.

Representante de Ucrania para Latinoamérica: Rusia quiere destruir el balance comercial del mundo

Obligado a mostrar fortaleza luego de 12 meses de la invasión, Putin manifestó esta semana que no está dispuesto a declinar en su objetivo de tomar el control de territorios ucranianos por la fuerza, en una evocación del extinto bloque de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

«Putin pensó que sería una guerra rápida, de hecho, no solo él, buena parte de la comunidad internacional daba por perdida esa guerra antes de comenzar y lo que vemos un año después es que el conflicto está en un punto intermedio en el que Ucrania ha venido recuperando territorios poco a poco», destacó Peche vía telefónica.

Cifras de la invasión

Después de un año de guerra en Ucrania, el balance de los costos humanos es desolador, como lo precisó el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk. Desde el comienzo de la guerra, al menos 8.000 civiles murieron y 13.287 ucranianos resultaron heridos por los ataques rusos; 487 rusos perdieron la vida y 954 resultaron heridos desde el inicio de la invasión, según estimaciones de la ONU reseñadas por agencias internacionales.

El coordinador de la ONU para la Ayuda Humanitaria y de Emergencia, Martin Griffiths, dijo que al menos 14 millones de personas siguen desplazadas por la fuerza de sus hogares en Ucrania, incluidos los 6,5 millones de desplazados internos en Ucrania, y los más de 7,8 millones de refugiados registrados en toda Europa.

Más de 14 millones de personas siguen desplazadas por la pérdida de sus hogares en Ucrania, según estimaciones de la ONU. Foto: news.un.org

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula al menos 715 ataques perpetrados por Rusia contra el sistema sanitario ucraniano, de los cuales 630 atentados afectaron instalaciones sanitarias y 61 de esos al personal.

Rusia suspende su participación en tratado de armas nucleares

Estimaciones de la Escuela de Economía de Kiev, sitúan el monto de daños calculados en infraestructura en 137.800 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de la agencia Bloomberg.

En ese contexto, El Pitazo presenta un recuento de los factores que, de acuerdo con los internacionalistas consultados, permiten comprender el estatus actual de la guerra en Ucrania.  

Fortalecimiento de la OTAN

En uno de sus recientes discursos, Putin aseguró que las élites occidentales están dispuestas a destruir Rusia, algo que el presidente estadounidense, Joe Biden, negó de manera enfática en su visita a Polonia esta semana, luego de pasar por Ucrania. El mandatario ruso repite la acusación cada cierto tiempo, al referirse en público a la guerra y los detonantes de la invasión.

En mayo, durante el acto de conmemoración del Día de la Victoria en Moscú por la derrota de la Alemania nazi en 1945, Putin recalcó que la invasión a Ucrania «desnazificaría» ese país. Putin justificó su decisión por presuntos planes contra Rusia orquestados por países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN, por sus siglas en inglés). 

«Han intentando atacar nuestros territorios históricos como Crimea, han amenazado con usar la guerra nuclear y Occidente ha apoyado estas acciones militares en nuestro vecindario, era una amenaza que no podíamos aceptar», dijo Putin en discurso reseñado por la agencia internacional Deutsche Welle DW.

Biden anuncia en Kiev 500 millones de dólares en ayuda adicional a Ucrania

Con su decisión, Putin calculaba una división en las fuerzas de Occidente, así como el debilitamiento de la OTAN y de la UE con sus 27 países miembros. Nada de eso sucedió.

Estimaciones de la Escuela de Economía de Kiev sitúan el monto de daños calculados en infraestructura en 137.800 millones de dólares. Foto: news.un.org

Arellano destaca que el deseo de Putin de destruir la OTAN, una organización que, de hecho, estaba en declive antes de la acción del mandatario ruso, se revirtió, lo que implica un factor para explicar los errores de cálculo del mandatario ruso. 

«Todo lo que Putin planteó como justificación, su deseo de destruir la OTAN, se le revirtió. La propia OTAN, una organización que iba en camino a la desaparición, ahora es el epicentro de la seguridad mundial», dijo Arellano. 

Capacidad militar rusa debilitada

En un frente de guerra de unos 900 kilómetros, las bajas militares rusas, según el Kremlin, suman menos de 6.000 muertos, una cifra de la que dudan tanto EE. UU. como Ucrania. Pese a la capacidad militar de Rusia, superior a la de Ucrania, el despliegue militar que ordenó Putin demuestra ineficiencia, desorganización y debilidad, según Arellano.

Incluso el contratista ruso militar Grupo Wagner -en medio de tensiones con el ministro de Defensa y el Estado Mayor ruso por falta de municiones- se encuentra en el frente de batalla en Bájmut, una ciudad en la región oriental ucraniana de Donetsk. La intervención del Grupo Wagner era impensable hace una década al considerar la capacidad militar de Rusia.

«Putin no ha logrado nada de lo que se planteó en enero de 2022. Todo se le ha desmoronado: no hubo una intervención rápida, tampoco logró arrasar Ucrania, y sí demostró la debilidad de sus fuerzas armadas, desorganizadas, al punto de que ha tenido que recurrir a mercenarios, algo impensable años atrás», añadió Arellano.

Claves | Ucrania espera de Occidente tanques y aviones de combate

El Ministerio de Defensa del Reino Unido calculó, recientemente, que las bajas entre soldados rusos pueden sumar hasta 60.000 fallecidos desde el inicio de la invasión, de acuerdo con la agencia Bloomberg.

Alianzas y tensiones

La guerra en Ucrania produjo un retroceso en las políticas pacifistas y antimilitaristas de países como Suecia, Finlandia y la propia Alemania, cuyos gobiernos se mantienen en alerta ante las amenazas de Putin.

«Con la amenaza rusa hemos visto un retroceso. El orden internacional está amenazado por la invasión. Putin ocupa territorios y los asume como rusos, una práctica de siglos atrás, por eso se creó la ONU y el reglamento internacional. Putin quiere que el mundo retroceda y eso, en buena medida, ha sucedido«, sostuvo Arellano.

El presidente estadounidense Joe Biden visitó la capital ucraniana esta semana como gesto de apoyo a Zelenski. Foto: jo.usembassy.gov

La participación de países de Europa, como Alemania, Francia o Polonia, en el apoyo a Ucrania -destacó Arellano- es una medida que esas naciones determinaron de forma individual para no involucrar a la OTAN.

En ese contexto, las determinaciones de países como Estados Unidos y China lucen cada vez más relevantes a medida que Putin sube el tono de su discurso con respecto a Ucrania.

«Se ha criticado la falta de acuerdos en la Unión Europea para avanzar en la articulación de una política de sanciones más dura contra Rusia, pero hay que considerar que en la Unión Europea tiene que haber consenso entre todos lo estados miembros y eso ha sido un proceso difícil. Mientras todo eso pasa, Estados Unidos ha sido muy directo: el gesto de Biden de estar en Ucrania es una muestra de que EE. UU. es el gran aliado de Ucrania y de Occidente», agregó Peche.

Impacto económico

Las sanciones sectoriales contra Rusia tras la invasión a Ucrania incluyen prohibiciones para la compra de su petrolero en Europa, la exclusión de la red Swift de pagos internacionales y el bloqueo de exportación de tecnología, entre otras restricciones internacionales. Pese a eso, Putin asegura que la economía rusa saldrá adelante.

«El aislamiento financiero debilita a Putin. Rusia tenía una estrecha relación con el mundo financiero europeo, a tal punto que era al operador financiero de Venezuela, ya eso no es posible. Los multimillonarios aliados de Putin están preocupados porque negociaban fundamentalmente con Europa. En todos los planos, Putin está perdiendo pero hay demasiada soberbia de su parte«, añadió Arellano.

Las tropas ucranianas combaten contra soldados rusos y miembros del contratista militar Grupo Wagner en el frente oriental de Ucrania. Foto: bbc.com

De acuerdo con Peche, la apuesta de Putin es costosa para Rusia y su economía. La guerra en Rusia aceleró el inicio de una transición energética en Europa, cuyo impacto para Rusia se verá en el mediano y largo plazo.

«La apuesta de Putin se llevó consigo la capacidad de Rusia de relacionarse con su principal mercado energético. Rusia generó dependencia en Europa con la venta de gas, ese era uno de sus grandes valores, y la guerra hizo que Europa redefiniera esa relación», añadió Peche.

En el contexto económico, China es uno de los factores clave para comprender la forma en la que Rusia sortea las sanciones con el apoyo de otros países que no se sumaron a las restricciones sectoriales e individuales. Un tercio de todas las importaciones rusas proceden de China, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Chantaje nuclear y negociación

Putin anunció esta semana la suspensión de Rusia en la participación del último pacto de control de armas nucleares que le quedaba con Estados Unidos; sin embargo, el mandatario dijo que Rusia no se retiraría del tratado y que su país continuaría informando sobre los lanzamientos de prueba de misiles balísticos.

La medida, de acuerdo con la denominación de Arellano, es un chantaje nuclear que Putin sostiene desde el comienzo de la guerra en Ucrania.

«Putin fortalece más a la OTAN con esa decisión, algo paradójico. Esa medida es coherente con su discurso radical, que usa el chantaje nuclear desde que empezó el conflicto. Pero en Rusia saben que, más allá de la amenaza, si Putin ordena disparar un misil, llegarán 100 directo al Kremlin«, agregó Arellano.


Esta semana Putin recibió la visita de la más prominente figura diplomática de China, Wang Yi. Foto: AP

Peche y Arellano resaltan que, tarde o temprano, la guerra terminará con una negociación; sin embargo, al cumplirse el primer año del conflicto es todavía temprano para pronosticar condiciones y concesiones en ese proceso.

«Estamos en una etapa de desgaste. Rusia busca doblar su apuesta para obtener una posición más ofensiva y los últimos avances en el frente han sido del lado de Ucrania», añadió Peche.

De acuerdo con Arellano, la reciente visita a Moscú de la máxima figura de la diplomacia china, Wang Yi, le da oxígeno a Putin en un momento particular, tras el viaje de Biden a Ucrania, cuando además en Europa se habla de la necesidad de suministrar más armas a Ucrania.

«China jugó lo más duro esta semana. Putin y Zelenski se sienten empoderados para no negociar ni ceder. Al final, los conflictos terminan con una negociación, es un proceso traumático que supone concesiones, algunas que pueden ser previsibles, pero de las que no tenemos mayores certezas en el punto actual de la guerra», concluyó Arellano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR


Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas del país visitan El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para ellos somos la única fuente de noticias verificadas y sin parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso te pedimos que nos envíes un aporte para financiar nuestra labor: no cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y hagan una contribución económica que es cada vez más necesaria.

HAZ TU APORTE

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a