Vargas | Lluvias ocasionan desbordamiento de río Camurí Grande

Las lluvias registradas durante la mañana de este sábado, 28 de agosto, generaron miedo y caos. El desbordamiento del río Camurí Grande revivió los miedos latentes desde 1999. El cauce desbordado tomó los espacios del club y de la Universidad Simón Bolívar

6776

La Guaira.- El desbordamiento en la parte inferior de la cuenca del río Camurí Grande, en la parroquia Naiguatá, al este del estado Vargas, así como la anegación vial por el colapso de los drenajes en las parroquias Naiguatá y Caraballeda fue el saldo de las fuertes lluvias registradas este sábado, 28 de agosto, en la zona este de la entidad costera.

El desbordamiento del río Camurí Grande mantuvo en expectativa a los vecinos del poblado, quienes salieron de sus casas como medida de precaución. El cauce desbordado tomó los espacios del Club Camurí Grande y de la Universidad Simón Bolívar, sede Litoral, cuyas rejas de acceso fueron dañadas por los desechos vegetales que arrastró la corriente.

Las rejas principales de la Universidad Simón Bolívar se dañaron y sirvieron de presa de retención de sedimentos | Foto: Cortesía P. Londoño

«Estamos asustados porque ese río se pone furioso y uno no sabe para dónde va a agarrar. Ya lo hemos padecido varias veces. Toda la mañana ha estado lloviendo y por eso salimos de la casa con un bolso con ropa y los carros y motos se movieron a lo alto, para evitar cualquier desgracia», contó Ana Izaguirre, quien reside en los bloques de Camurí Grande, ubicados a un costado del río.

De acuerdo con el último reporte de Protección Civil Vargas, realizado a las 12:30 pm de este sábado, las fuertes lluvias generaron un importante incremento del caudal en los ríos de Los Caracas, Anare, Camurí Grande, Naiguatá, Carmen de Uria y San Julián, todos ubicados entre las parroquias Naiguatá y Caraballeda.

Las principales vías del pueblo de Naiguatá se vieron anegadas por el colapso de los drenajes y las fuertes lluvias | Foto: Cortesía Xavier Quintero

Las lluvias también generaron el caos vial producto de la anegación en las principales calles de Pueblo Arriba y Pueblo Abajo de Naiguatá, así como en la Carretera Nacional de la Costa, específicamente en el tramo del Paso De Caballos a Tanaguarena, así como en la avenida principal de la urbanización Caribe y la José María España.

Además de los daños materiales registrados en el club recreativo y en la casa de estudios universitarios, los equipos de Protección Civil reportaron deslizamientos en las zonas altas de Naiguatá, específicamente en las barriadas Negro Primero y San Ignacio del Cocuy.

Otra estructura afectada por las lluvias, pues posee filtraciones, es el Hospital de Emergencias de Naiguatá, adscrito a la gobernación de Vargas, así como la piscina deportiva Quintín Longa y el CD Balneario, que se inundaron por la falla en los drenajes.

Autoridades regionales y municipales indicaron que se mantendrán en alerta ante el pronóstico de nuevas lluvias.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.