Familiares y pacientes denuncian falta de insumos en hospital de Valles del Tuy

En este hospital centinela también se necesita más personal médico, pues un solo profesional atiende las diferentes áreas. Trabajadores confirmaron que actualmente 62 pacientes están internados con síntomas de COVID-19

95
Así se encuentran los baños del centro de salud l Foto: cortesía familiares de pacientes

Familiares y pacientes del hospital general Simón Bolívar de los Valles del Tuy, ubicado en Ocumare, estado Miranda, hicieron un llamado a las autoridades gubernamentales debido a que el centro de salud se encuentra en deplorables condiciones. 

Sonia Marrero, quien tiene una prima hospitalizada en este centro centinela, indicó que en el área de COVID-19 hay carencia de insumos, a pesar de que está colapsada por la cantidad de pacientes. 

Trabajadores del centro asistencial, que pidieron mantener sus nombres en reserva, confirmaron esta denuncia a El Pitazo, este 22 de septiembre, y refirieron además que actualmente hay 62 personas recluidas con sintomatología de COVID-19: 31 están en el piso 2; 18 en observación de adultos; 12 en el servicio de trauma shock y 1 en pediatría. 

Señalaron que todas estas personas son atendidas por un solo médico. «Aquí seguimos laborando, porque nos gusta nuestra profesión, pero no tenemos ni siquiera suficientes mascarillas para protegernos. El alcalde de Lander, Genkerve Tovar, donó 51 flujómetros, pero son insuficientes para atender a los pacientes que llegan a diario con problemas respiratorios. También hay carencia de macro goteros, inyectadoras, alcohol y gasas, entre otros», dijeron los trabajadores.   

Otra deficiencia del centro centinela, según refirió su personal, es la falta de agua, la cual no llega con regularidad ni con presión desde hace tres días porque las bombas presentan fallas. Sumado a ello, el servicio de Rayos X no está operativo, en el área del banco de sangre se dañaron las neveras y el laboratorio trabaja a medias por falta de equipos.  

María Istúriz, quien acudió al hospital el 21 de septiembre, vivió en carne propia la falta de personal e insumos. Según contó a El Pitazo tuvo que esperar más de tres horas para que el médico de guardia la atendiera por emergencia. «El mismo doctor que examina al adulto tiene que atender a los niños, a los heridos y al que ingrese con cualquier otro malestar», señaló. 

 

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.