El artista español siempre ha demostrado sentir un gran afecto por su público venezolano y luego de casarse con la criolla Rossana Zanetti estrechó sus vínculos con el país

Corría el año 2002, cuando en las emisoras de Venezuela se escuchaba la voz de un joven David Bisbal. Con un marcado acento español, cantaba Ave María, una pegajosa canción que se convirtió en un hit mundial y que le dio fama internacional.

Ese sería el punto de partida para que Bisbal se convirtiera en uno de los artistas más aclamados por el público venezolano. Y así fue, el intérprete de «Bulería» visitó a Venezuela de manera recurrente durante la primera década del segundo milenio.

Uno de sus conciertos más recordados fue el que se llevó a cabo en 2010, en el estacionamiento del Poliedro de Caracas, durante el evento Solid Fest, que acogió a más de 20.000 personas. La actuación de David Bisbal fue el plato fuerte para el cierre del evento que duró cuatro días.

El fotógrafo Carlos Sánchez estuvo en primera fila y logró capturar al artista en su presentación. En las imágenes, se puede ver al intérprete de Corazón Latino en su puesta en escena, derrochando energía. Siempre con la ropa casual que lo caracterizaba y el look enrulado que ponía a delirar a los más fervientes fans.

El artista español no solo se hizo famoso por su voz aguda, sino también por sus movimientos efusivos de caderas y su patada al aire. Eran los pasos de baile que nunca podían faltar en cada uno de sus espectáculos.

Durante este evento, Solid Show, la empresa organizadora del festival, realizó una recaudación a favor de la de las víctimas del terremoto de Haití.

«Desde el primer momento que llegué a Venezuela me abrazaron y ya no me soltaron», dijo el cantante español sobre la relación que mantiene con este país, desde que debutó en el mundo de la música.

Su relación con Venezuela se hizo más fuerte luego de que contrajo nupcias en 2018, con la actriz y modelo venezolana Rossana Zanetti, con quien tiene dos hijos Matteo y Bianca.

En una entrevista con Viviana Gibelli aseguró que ha aprendido mucho sobre la cultura del país y, además, sabe cómo preparar una arepa. “Hombre, por favor, soy el rey de la arepa; lo primero que aprendí fue a hacer arepas. Vamos, esa harina cómo la manejo yo, cómo me salen de redonditas las arepas», dijo.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.