La abogada con diplomado en Derechos Humanos y fundadora del programa Raíces II Venezolanas Miami aseguró que Estados Unidos pasa por una crisis migratoria para la que no está preparada. A su juicio no cuentan con el personal, la logística ni la ayuda necesaria para la atención de los migrantes

Entrevista: César Batiz Redacción Katherine Dona

Miles de ciudadanos de al menos 100 países del mundo ingresan diariamente por la frontera de Estados Unidos en busca de una mejor calidad de vida. Un grueso de estas personas son migrantes venezolanos que huyen de la crisis política y económica que vive la nación.

En las últimas semanas se generó una cantidad de noticias de venezolanos cruzando por el río Bravo, por la selva del Darién (frontera entre Panamá y Colombia) o llegando en autobuses a refugios en Nueva York u otras ciudades estadounidenses. 

Para la abogada Patricia Andrade, la nación norteamericana vive una crisis migratoria para la que no está preparada. Aseguró que les falta logística para enfrentar la política de puertas abiertas que implementa el mandatario Joe Biden.


Si piensan irse por tierra a Estados Unidos, eviten irse por la selva del Darién y caer en coyotes, son unos delincuentes

Patricia Andrade, abogada con diplomado en Derechos Humanos y fundadora del programa Raíces II Venezolanas Miami

En una entrevista este 20 de septiembre con el director de El Pitazo, César Batiz, a través de Facebook y Youtube, la fundadora del programa Raíces II Venezolanas Miami, informó que es poco el personal en la frontera para procesar a la gran cantidad de personas que ingresan a diario. Además, sostuvo que no se ejecuta un filtro adecuado al momento de recibirlos.

El tema del filtro al momento de procesar a los migrantes lo calificó de “grave”. Dijo que están aceptando a todos y a cada uno de ellos sin saber si tienen antecedentes penales. “Cuando son venezolanos, la Patrulla Fronteriza tiene acceso a través de la computadora a información que le puede decir a quién tiene al frente. Esta política debería comenzar a implementarse (…). Tiene que haber un cambio”, resaltó.

Por otro lado, indicó que anteriormente los funcionarios de Migración solicitaban a los ciudadanos una carta de invitación, una reservación en un hotel o les consultaban al menos qué iban a hacer a la nación. Sin embargo, afirmó que esto ya no existe.

Tampoco se hace la “prueba de miedo creíble”, en la que se determina si la persona es perseguida política. Patricia Andrade señaló que ya no hay tiempo para ejecutarla, por lo que los efectivos de Migración se saltan el proceso para tener tiempo de procesar a las miles de personas que entran día y noche por las fronteras.

Otro dato que la jurista aportó es que no existen plataformas para brindar ayuda psicológica a los migrantes. Consideró que ya no es un sueño llegar a Estados Unidos debido a los daños emocionales que sufren las personas camino a su destino y mencionó las violaciones, torturas y muertes de familiares.

Patricia Andrade subrayó que muchos migrantes creen que Estados Unidos tiene una logística de refugio, cosa que aseguró es falsa, por lo que muchos creen que los ayudarán, pero se topan con la realidad y terminan en situación de calle, como se observa en El Paso, Texas.

Asilo político, el único camino de los migrantes

El periplo que emprenden los venezolanos para llegar a EE. UU. no es sencillo ni rápido, así como tampoco su ingreso a la nación. Una vez que llegan a la frontera con México y cruzan hacia suelo estadounidense, comienza otro proceso, el camino a la legalidad.

Cuando ellos ingresan los funcionarios los procesan, les dan un número de extranjero y documentos que les indican que estarán bajo la supervisión de la Policía de Migración. Luego cumplen con un régimen de presentación hasta que les avisan quién será su juez y fiscal de Migración para el juicio.

“Requieren un abogado (para el proceso) y te adelanto que es bastante costoso y del que nadie se salva, porque para todos los que llegan a la frontera su único camino migratorio es solicitar asilo político, no hay otra opción”, resaltó Andrade. Una vez que pasen este proceso, el cual puede durar horas o días, ingresan a EE. UU. legalmente, no son indocumentados, según la abogada.

Algunos salen de las prisiones de Migración más rápido que otros. De acuerdo con la también fundadora de la organización Venezuela Awareness, muchas veces se les da prioridad a las familias completas y a las madres con niños.


Ciudades que son demócratas casualmente sí tienen acceso a fondos, porque si se declaran en emergencia caen los millones de dólares

Patricia Andrade, abogada con diplomado en Derechos Humanos y fundadora del programa Raíces II Venezolanas Miami

Para los demócratas sí

La política estadounidense también ha resultado impactada por la avalancha de migrantes. Según la información de Andrade, los gobernadores demócratas sí obtienen ayuda del Ejecutivo para atender la crisis, mientras que los republicanos no. A su juicio ese es otro punto grave de la situación.

“Lo que me da cierta incomodidad es que estas ciudades que son demócratas, casualmente sí tienen acceso a fondos porque si se declaran en emergencia caen los millones de dólares (…). La parte política está en que no se ve el lado humano. Ahí veo como que si el presidente Biden está diciendo: ‘como eres republicano para ti no hay nada’”, comentó.

La fundadora del programa Raíces II Venezolanas Miami se refirió en específico al caso del gobernador de Texas, Greg Abbott, quien a su juicio se enfrenta a los ciudadanos que piden que el estado vuelva a ser como antes y a una crisis migratoria, pues por dicha entidad es por donde ingresa el grueso de los inmigrantes.

¿Peones de un tablero de ajedrez?

Los gobernadores de Florida y Texas han trasladado a migrantes a zonas del país gobernadas por demócratas, para Andrade, esto no es nuevo. Testimonios de venezolanos enviados a la isla Martha’s Vineyard contaron a los medios que se sintieron como peones en la política de EE. UU.

La abogada con un diplomado en Derechos Humanos entrecomilla lo de peones, pues señaló que la situación viene desde antes, desde que se abre la frontera. Y dejó suelta las pregunta: “¿Son peones de quién? ¿De un presidente que abre una frontera y no asume su responsabilidad o de un gobernador al que los ciudadanos le solicitan un estado como era antes?”

Sobre el traslado de migrantes venezolanos a la isla Martha’s Vineyard, opinó que lo ve desde el punto de vista que fueron atendidos, pues durmieron bajo techo en unas colchonetas con almohadas, con sábana, con comida, atención médica y hasta tienen abogados probono para atender sus casos de asilo. “Mientras tanto, tienes a cientos durmiendo en la calle en todo el país”, añadió.

Estigmatización entre venezolanos

Andrade considera que si se filtra el ingreso de migrantes, habrá un cambio en la comunidad venezolana en Estados Unidos que está polarizada y se estigmatiza entre sí. A su juicio no se había visto tanto rechazo entre los que ingresaban por la frontera y quienes lo hacían por el aeropuerto.

Recalcó que no se puede meter a todos en un saco y asegurar que los que ingresan por tierra son delincuentes, pues conoce casos de personas que entran por allí que son honestas y que van a trabajar. Dijo que se escuchan expresiones como: “Todos los que están entrando por la frontera son delincuentes”.

Cree que la comunidad venezolana que ha sido reconocida como sobresaliente y premiada, tiene temor de que los que están llegando les empañen esa imagen y a todos los tilden de criminales. Aseveró que hay un clima de mucha tensión.

La jurista Patricia Andrade señaló que migrantes de 100 nacionalidades ingresan a diario a Estados Unidos

El duro camino por el Darién

Recomendó a los venezolanos que por nada del mundo atraviesen la selva del Darién y que contacten con un abogado migratorio para saber cuáles son las opciones que tienen para migrar a Estados Unidos. “Evitar caer en coyotes, que ahora se cambiaron el nombre a agentes de viajes, son unos delincuentes, eso es poner tu vida y la de tu familia en manos de delincuentes y luego no hay quien te ayude”, sentenció.

Contó que las historias más fuertes que ha escuchado, en su labor dentro de las organizaciones que representa, son las de mujeres que han sufrido violaciones por varios coyotes, en la mayoría de los casos en presencia de sus niños y su esposo.


En medio de la vulnerabilidad, los coyotes presionan a los migrantes para que vendan a sus hijos

Patricia Andrade, abogada con diplomado en Derechos Humanos y fundadora del programa Raíces II Venezolanas Miami

Otros testimonios duros son los de personas a las que interceptan para aprovecharse de la vulnerabilidad propia de caminar durante días por la selva, y son presionados a vender a sus hijos. “Las madres venezolanas aguantan lo que sea, incluyendo las violaciones, y los padres; los golpes y las torturas, ninguno ha cedido. Prefieren pelear o ser víctimas de los que vengan a tener que ceder y entregar a sus hijos”, relató.

Patricia Andrade enumeró soluciones para que Estados Unidos pueda enfrentar la crisis migratoria, esto, en caso de continuar con la política de puertas abiertas. Lo primero; un filtro en la frontera. Lo segundo; una logística para recibir a los miles que están entrando. Y de tercero, más personal de Migración.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.